Balthus y sus 'lolitas' encienden el Thyssen

SPC
-
Balthus y sus ‘lolitas’ encienden el Thyssen - Foto: Oscar del Pozo

La pinacoteca muestra las famosas pinturas sobre adolescentes con las que el artista criticaba el mundo moderno de entreguerras, hecho que choca con el actual debate en torno al 'MeToo'

La obra de Balthus, uno de los grandes pintores del siglo XX y al que le ha perseguido siempre la polémica por sus cuadros de adolescentes ensimismadas, llegó ayer al Museo Thyssen en una exposición monográfica que podrá verse hasta el próximo 26 de mayo y que reúne 47 cuadros, entre ellos, Thérése soñando.
En este óleo, en el que la niña Thérése Blanchard está posando adormilada y a la que se le ven las bragas, es ejemplo de estas controversias en el siglo XXI, como cuando en 2017 cerca de 9.000 personas firmaron una petición para que fuera retirado de la exposición del Metropolitan de Nueva York (MET), algo a lo que el centro se negó.
«Hemos intentado contextualizar la obra de Balthus, que la gente no le juzgue según los parámetros contemporáneos y el debate del #MeToo, sino que se vea al artista según los afanes de su época: el descrédito del mundo moderno», explicó el comisario de la muestra sobre las famosas lolitas del artista francés, Juan Ángel López. 
En este sentido, la mujer del artista, Setsuko Klossowka de Roda, explicó que el debate en torno a si las obras de su marido deben estar en los museos o no, como ocurrió con el cuadro Thérèse soñando, no es hablar de arte sino de «otra cosa». 
«Si hablamos de otra cosa, cualquiera tiene derecho a expresar su opinión, pero si hablamos de arte es otro tema. Hay personas que tienen valores distintos, pues bien. Pero a mi personalmente me da igual. Si hay personas que no quieren ver el arte pues bien. Lo que siento de verdad es que se esté creando un problema a raíz de este tipo de observaciones», indicó De Roda. 
La selección incluye algunas de sus obras más importantes como La calle (1933), que se verá en España por primera vez, La toilette de Cathy (1933), Los hermanos Blanchard (1937), Los buenos tiempos (1944-1946) Thérèse’ y Thérèse soñando, ambas de 1938, ejemplos de sus polémicos retratos de jóvenes adolescentes. 
«Balthus ocasiona que cambie el relato de la Historia del arte. Olvidado, incomprendido, y solitario, fue desconoccido para muchos pero ilustre para otros», subrayó el director de arte del Thyssen, Guillermo Solana. 
Además, recordó que el artista, cuando aún no era valorado en Europa, ya expuso en el MOMA de Nueva York en diciembre de 1956, junto a Jackson Pollock.