scorecardresearch

Temprano y Andrés ven las elecciones «inoportunas»

SPC
-

El líder de CCOO considera que Castilla y León «necesita un cambio», mientras que el de UGT cree que se deben cambiar las políticas actuales

Faustino Temprano. - Foto: Ical

En plena sexta ola de la pandemia y sin un presupuesto de la Comunidad para poder definir los proyectos de los fondos europeos, los principales líderes sindicales autonómicos ven «inoportuna» la convocatoria de las próximas elecciones en Castilla y León para el 13 de febrero.

El secretario general de UGT en Castilla y León, Faustino Temprano, exigió al futuro gobierno que salga de las urnas que «cambie completamente las políticas desarrolladas en la Comunidad a este momento». El dirigente sindical expuso a Ical, que es esencial que en Castilla y León se produzca un giro «sobre todo» en las políticas sociales, las del estado del bienestar, con más presupuesto e inversiones, y aumento de plantillas, para recuperar las prestaciones en sanidad, educación y servicios sociales. Asimismo, apeló al desarrollo de políticas activas de empleo y a aprovechar la llegada de fondos de la UE para cambiar el modelo industrial de esta autonomías.

Temprano insistió en que no era el momento «oportuno» de convocar elecciones fundamentalmente por la sexta ola de la pandemia. Asimismo, incidió en que no entiende que se convoquen unas elecciones sin que la Comunidad cuente con unos presupuestos para 2022, cuando deberían haberse aprobado en diciembre ante la llegada de las partidas de la UE para el cambio del modelo productivo y «solucionar de una vez por todas los graves problemas de despoblación que tiene la Comunidad».

Vicente Andrés.Vicente Andrés. - Foto: IcalUna opinión compartida por el secretario general de CCOO en Castilla y León, Vicente Andrés, que reconoció que desde su organización tienen «deseos de cambio» en la Comunidad. Andrés no quiso vaticinar resultado electoral, pero defendió que «Castilla y León necesita un cambio de gobierno, por higiene».

El dirigente sindical argumentó que «la alternancia es buena» como ha ocurrido en otras autonomías donde el mismo partido llevaba más de 30 años en el poder. A pesar de su postura, cargó contra la convocatoria de elecciones por parte del presidente Alfonso Fernández Mañueco y se mostró «absolutamente en desacuerdo» porque es el «momento más inoportuno», con la sexta ola en máximos y la autonomía sin presupuestos cuando hay que definir los proyectos europeos. «Peor momento imposible», sentenció.

Andrés defendió que Mañueco podía haber seguido gobernando con otros consejeros o en minoría, pactando las grandes leyes con la oposición y en el marco del Diálogo Social. «Ha sido utilizar a los castellanos y leoneses por un interés estratégico de partido», comentó. En cuanto a la posibilidad de que Vox sea decisivo para la gobernabilidad, deseó que ocurra lo mismo que en otros países de Europa, como Alemania, donde establecieron «un cordón sanitario a la extrema derecha ante el riesgo de estar gobernados por personas de este perfil».