La casa gastronómica de los celiacos

M.B
-

El cubano Joel Niebla Faz nos abre las puertas de la cocina del Rioluz Gastronomía, un restaurante en el que toda su carta es apta para personas celiacas

La casa gastronómica de los celiacos - Foto: Jonathan Tajes

El lugar es uno de esos que se queda en la retina, sea uno de Valladolid o simplemente un visitante. Enraizado con la Cúpula del Milenio, Rioluz (junto y sin tilde) Gastronomía ya invita a entrar en sus entrañas gracias a su marco privilegiado, la Plaza del Milenio, en una zona peatonal mirando a la ribera del río. Una vez dentro, la apuesta es fuerte e innovadora: es uno de los primeros restaurantes apto cien por cien para celiacos. Toda su carta es apta para personas celiacas, logrando ser el primer restaurante de Castilla y León con el sello de calidad certificada sin gluten de la plataforma www.soyloquecomo.es y también es un establecimiento certificado por ACECALE (Asociación de celíacos de Castilla y León). «La gente nos busca en muchas ocasiones por esta apuesta», señala Joel Niebla desde sus fogones.
Cubano de 30 años lleva algo más de uno al frente de esta cocina, bajo la batuta del chef Jose. Lo suyo es el mestizaje desde que a los 14 años empezó a estudiar en la Escuela de Cocina de La Habana, en su Cuba natal, donde ya hizo las primeras prácticas. Luego llegó la madurez dentro de los restaurantes de la cadena Silk Road. En su caso en Mongolia. Hace dos años llegó a España enamorado de la gastronomía nacional: «Cuando vivía en Asia veía la primera edición de Master Chef ya que siempre me ha llamado la atención la cocina española».
Ahora él se encarga de la de Rioluz, del Grupo Moga, con «una cocina tradicional renovada». En su carta se apuesta por la esencia mediterránea, basada en productos frescos y de temporada, «de calidad y sabor (con opciones para todos los bolsillos)». Aquí se puede encontrar los huevos rotos, la verdura de temporada, los cachopos o el steak tartar, su plato estrella, de solomillo de vacuno mayor (frisona española) o bien con auténtico buey castrado (según disponibilidad). 
Aunque si por algo se caracterizan es por el tema de la celiaquía. «Cuidamos todo, hacemos cursos de formación y en la cocina tratamos con mimo cada producto. Es algo esencial», apunta Niebla, que bromea cuando se le pregunta sobre si ha introducido algún plato cubano en la carta del restaurante: «Aún no pero se hará».
Especialista en celebraciones y eventos para grupos, el restaurante cuenta, además con una terraza exterior para disfrutar de una gran variedad de helados artesanos, crepes y ‘snacks’ o de copas y cócteles bajo el reflejo de los colores que desprende la Cúpula por la noche. Abre todos los días de 11.00 (comidas a partir de 13.30) a 16.30 y de 20.00 a 23.30 horas; y cuenta con un comedor para 92 comensales.
En su carta hay menú del día, por 15,95 euros, con seis primeros, seis segundos y seis postres, de lunes a viernes; un menú americano, por 11,50 (a elegir hamburguesa o medio ribs, bebida, postre o café); y uno infantil... «algo que también está teniendo mucho éxito es la tarta de queso. Aquí es habitual encontrarla un poco más seca por dentro y la nuestra es esponjosa», refleja Joel Niebla.
Rioluz Gastronomía se ha hecho un hueco también en esas grandes celebraciones, expertos en todos tipos de eventos, como comidas de empresa, bautizos, comuniones, bodas intimas en el restaurante así como eventos un poco más grandes dentro de la Cúpula del Milenio.
Aunque su comida es tradicional, mediterránea, no están reñidos con la cocina de vanguardia, con las nuevas técnicas...