scorecardresearch
Alfonso González Mozo

PLAZA MAYOR

Alfonso González Mozo

Periodista


De símbolos, pasión y fútbol

02/07/2022

Andan los 'patanegras' del José Zorrilla un poco soliviantados con la ocurrencia del escudito en las oficinas de este nuevo Real Valladolid de Ronaldo. No gusta –ni a ellos ni a nadie con un mínimo de empatía hacia el club de la ciudad– esa transformación que se ha impuesto para uno de los escudos más bonitos del fútbol español, convertido ahora en una suerte de logo, con rictus de garabato infantil y que, eso sí, dicen que es «moderno», con un diseño mucho más «práctico» y todas esas cosas.
Pero es que todo eso les importa muy poco a esos ocho o nueve mil aficionados que son socios en las buenas y en las malas, que les da igual la categoría en que se encuentre el club, si es Ronaldo Nazario el presidente o incluso cuando todo estaba en manos del inefable Carlos Suárez. Ellos, los 'patanegras', sufren con estas cosas como si su hijo sale con un trasquilón de la peluquería o como si les hacen un rayón en el coche. Hablamos de 'su' Pucela y lo de tocarles el escudo es una afrenta que no se va a olvidar en un par de jornadas, por más que los de Pacheta borden el fútbol, se presenten en Primera con goleadas y se llegue a Navidad líderes.
Porque el fútbol necesita símbolos. Porque no tiene nada que ver con otros negocios. Porque esto va de pasión, una que a veces es irracional y hace que un 'patanegra' se vaya a la cama sin cenar porque su equipo ha perdido.
No lo pueden entender, dicen en muchas ocasiones doscientos y pico kilómetros más al sur... La afición del Atlético de Madrid es el mejor ejemplo de lo que es negar un cambio de escudo, pese a los éxitos deportivos y el crecimiento del club coincidiendo con la implantación de lo que allí se califica como 'logo'. La masa social no es la misma, pero en el club saben que el rechazo de la grada de Zorrilla va a ser contundente.
Los propios dirigentes de la entidad se han molestado en ocultar el escudo de siempre en sus redes sociales al anunciar tanto el fichaje de Iván Sánchez como la renovación de Masip. Hasta este jueves, después de que se filtrasen las imágenes de la sesión fotográfica de Víctor, Sisi, Alberto y Landáburu con la camiseta, cuando por primera vez se ha visto el polémico escudo en la zamarra blanquivioleta y se ha confirmado la evidente decepción, porque ni la sabia decisión de primar el violeta (o el morado) por encima del blanco arregla lo del escudo.