La quincena de agosto suma más casos que en julio y junio

M.Rodríguez
-

La curva de la pandemia vuelve a crecer con 15 brotes, que repercuten en más ingresos. Este mes acumula ya 3 muertes

Personal de Sacyl acompaña a una paciente en la zona de ‘pretriaje’ del Hospital Río Hortega. - Foto: Ical

La curva de la covid-19 vuelve a subir en Valladolid después de unas semanas aplanada. La provincia ha sumado en la primera quincena de agosto más positivos (374) que en los meses de julio y junio (354). Si se mantiene esta progresión podrián superarse los 682 contagios de mayo, cuando todavía estaba vigente el estado de alarma. De hecho, entre este martes y el jueves se han diagnosticado 194 PCR positivas. Y para encontrar un día con 95 positivos, como este miércoles, hay que remontarse al 26 de abril. 
La situación sanitaria se está complicando por la aparición de hasta 15 nuevos brotes con 143 contagios asociados, la mayoría en la capital, incluido uno en el Río Hortega. Además, en lo que va de mes se han registrado ya tres fallecimientos, rompiéndose la tendencia positiva de julio, cuando no hubo muertes.


Las estadísticas ya tienen su traslación efectiva a los tres centros hospitalarios, donde, al cierre de esta edición hay ingresados 20 pacientes en planta y cinco en la UCI, todos en el Río Hortega, una cifra que no se alcanzaba desde  el 15 de junio. En este hospital están ocupadas casi todas las camas de críticos y se plantea ya la utilización de algunos quirófanos, como se hizo en la etapa más dura del anterior brote. En el Clínico los ingresos han crecido y hay siete pacientes en planta, pero los niveles de ocupación son óptimos.


La quincena de agosto suma más casos que en julio y junioLa quincena de agosto suma más casos que en julio y junioLa consejera de Sanidad, Verónica Casado, mantiene que la evolución de los ingresos hospitalarios no tiene nada que ver con otras comunidades, pero advierte de que se van incrementando en los últimos días de forma progresiva. Una situación que se puede explicar, en parte, porque la edad media de los positivos es de 46 años, afectando en un 58% de los casos a hombres. De hecho, el 18,5% de los pacientes en la provincia tienen entre 40 y 49 años, pero ha subido hasta el 13,2% el número de positivos entre los 10 y los 29 años. 
Casado apela a la responsabilidad individual porque es una situación que hay que detener «entre todos». Desde su área tambíen se apunta que el perfil del contagiador es el de individuos que viajan con frecuencia, que se mueven en el entorno del ocio o laboral, que suelen consumir alcohol y que no mantiene la distancia social aconsejada.

 


Áreas de salud.

El mapa de  la Junta para el control de la situación epidemiológica permite visualizar dónde están ahora las zonas de riesgo en la provincia. Una vez que Íscar y Pedrajas dejen de aparecer el rojo -equivalente a riesgo de transmisión comunitaria-, todas las miradas se centras en las áreas de salud coloreadas en naranja. A lo largo de la semana la situación ha ido variando desde las seis hasta las ocho para llegar este jueves a las doce. Pero hay cuatro en la capital que se mantienen fijas y que presentan una incidencia muy superior al resto.
El área de salud de Delicias II es la que peores datos presenta, con 42 contagios activos y una incidencia de 22,14 enfermos por cada 10.000 tarjetas sanitarias. Este porcentaje hace que las autoridades sanitarias recomienden que en estas zonas se restrinja al máximo el contacto social y se eviten las reuniones de más de 10 personas, además de evitar al máximo la exposición en lugares cerrados. La zona de Delicias II es también de las más castigadas de la ciudad porque se ha visto afectada por varios brotes, uno de ellos con incidencia del que ahora está activo en el Río Hortega.
Unos porcentajes similares se mantienen en el área de Circunvalación con 26 casos todavía activos y una incidencia del 17,43 por 10.000 por cada diez mil cartillas. Lo mismo sucede en la zona de salud de Circular registró hace una semana un brote en una celebración familiar por lo que los porcentajes de incidencia se dispararon. La situación ahora mismo está bajo control, aunque todavía hay 17 contagios activos  y la incidencia es de 12,24 enfermos por cada 10.000 tarjetas sanitarias. 


La progresión de la pandemia en la capital es evidente porque en esta primera quince ha sumado 279  diagnósticos positivos por PCR frente a los 98 de la provincia. Esto explica que zonas de salud como la de La Pilarica mantenga 18 casos activos y un porcentaje de incidencia del 10,9; en La Victoria, que este jueves pasó a nivel naranja, las estadísticas reflejan 13 positivos y un porcentaje de enfermos del 7,55. A la lísta también se incorpora la zona de salud de Tórtola, con 9 casos activos y un 6,37 de incidencia, además de Canterac con 8 positivos y 7,15 pacientes por cada 10.000 tarjetas sanitarias. El área de salud de Plaza del Ejército presenta un comportamiento muy variable, con oscilaciones durante la última semana, pero al cierre de esta edición tenía 17 casos activos y una incidencia del 9,04.
En la provincia hay varias zonas que también se situación en porcentajes de alarma. En naranja se mantienen desde hace días el área de Valladolid Rural II, con 9 positivos y un 10,29 de incidencia, y Cigales con 7 casos activos y un porcentaje del 9,32. En los últimos días también se ha agravado la situación en Serrada con cuatro positivos y un 7,52 de incidencia, y Esguevillas con dos nuevos positivos y 15,19 enfermos por cada 10.000 tarjetas sanitarias.


Nuevos confinamiento.

Con estas cifras sobre la mesa, el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea asegura que «no se contemplan» otros confinamientos en base a las tasas actuales en las zonas básicas de salud y desmintió «bulos» al respecto sobre la situación de algunas grandes ciudades. «No es inminente el confinamiento de Salamanca, Valladolid ni de otras grandes ciudades». Aunque, reconoció que la situación preocupa y «todos los escenarios están abiertos», por lo que aseguró que se van a poner todos los medios para frenar el virus y evitar un nuevo confinamiento, y no dudarán para ello «en tomar ninguna medida» que consideren eficaz.
En la misma línea, el subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez, recordó que la próxima semana numerosos municipios tendrían que estar de celebración, pero la covid-19 obligó a suspender los festejos, por lo que pide a los ciudadanos «que eviten las aglomeraciones y las fiestas», ya que «la situación es muy grave». La pasada semana la Policía Nacional y la Guardia Civil pusieron 124 denuncias por no llevar mascarilla y en Valladolid, la Policía Municipal lleva impuestas más de mil desde el final del estado de alarma.