Un museo muy musical

M.Rodríguez
-
Un museo muy musical - Foto: Jonatan Tajes

El músico vallisoletano Guillermo Aragón recorre sus diez lugares favoritos de Valladolid antes de presentar el tercer disco de Tuxedo 'III' el próximo 4 de abril en el Teatro Zorrilla

Guillermo Aragón (Valladolid,  1987. Médico y músico. Es el compositor principal del grupo vallisoletano Tuxedo pero compagina este proyecto con su participación en grupos Cosmic Birds y en Arizona Baby. Ahora está centrado en la presentación del tercer disco de Tuxedo ‘III’, que será el próximo 4 de abril en el Teatro Zorrilla, en un formato especial con visuales en directo por Héctor de la Puente y un repertorio extendido. Este trabajo, editado por el sello barcelonés Musarañas, es un compendio de psicodelia en castellano con influencias electrónicas y folk. Antes repasa con El Día de Valladolid sus diez lugares favoritos de la capital.

1. Museo Patio Herreriano, calle Jorge Guillén, 6. El guitarrista y vocalista del grupo vallisoletano Tuxedo, Guillermo Aragón, se muestra encantado con el panorama de museos y galerías en Valladolid, que considera que es bastante amplio, aunque él se queda con el Museo Patio Herreriano. Explica que aúna varias disciplinas, presenta ciclos siempre interesantes e incluye y apoya a los artistas locales. «Además es un lugar que está muy vinculado con Tuxedo, pues allí hemos presentado nuestros dos primeros discos. Espero que la nueva gerencia se abra de nuevo a la música y podamos retomarlo, nos encantaría volver», apunta.
2.Restaurante Le Dolmen, paseo del Cauce, 52.  El músico asegura que si tuviera que recomendar un sitio para comer en la ciudad, no lo dudaría y le diría el restaurante Le Dolmen. «Comida bretona, precio más que razonable y un trato estupendo. No puedo contar las celebraciones familiares que hemos tenido allí. Un ejemplo de pequeño negocio que ha resistido varias décadas contra viento y marea», explica.
3.Colegio García Quintana, plaza de España, 7.  Guillermo Aragón estudió allí antes de la polémica con las antenas, apunta, y no tiene más que buenos recuerdos. Recuerda que tenía horario continuado (fue uno de los primeros en implantarlo), pero por las tardes volvía a teatro, kárate, o hacía algún cómic en el periódico del cole. «Ahora tengo amigos que llevan a sus hijos allí...todo da la vuelta». 
4.Plaza Circular. El músico vallisoletano tira de nostalgia a la hora de elaborar esta lista y apunta que es la primera plaza donde tiene recuerdos de jugar. «Un lugar con vida de barrio. Al lado están los Cines Manhattan, donde vi mi primera película, y espero que sigan muchos años».
5.Musical Tamayo, Plaza Circular, 14. Esta mítica tienda está la misma Plaza Circular. El integrante del grupo Tuxedo la califica de un sitio imprescindible para los músicos de Valladolid. «Clemen es una institución, aunque Félix es mi ‘suministrador’ estrella. En su sótano empecé a tocar la batería, y ahí sigo bajando a babear con las guitarras».
6.Centro de salud de Covaresa, carretera de Rueda, 137.  Guillermo Aragón, que compatibilizó música y estudios, detalla que en la Facultad de Medicina se estudia mucho, pero matiza que si ahora sabe algo es gracias a los cuatro años de Especialidad que pasó entre el Hospital y este centro de salud. «Como dice el que fue mi tutor, José Luis Gutiérrez Lera, ahí se aprende el oficio. Todo el equipo es fantástico, es una zona con suerte.»
7.Pinar de Antequera. Este es el sitio que eligió para celebrar el cumpleaños con amigos y familia durante muchos años, y al que luego ha vuelto en diversas ocasiones para disfrutar de paseos y o recorridos en bici por el carril-bici. 
8.Dimmer, calle Francisco Javier Martín Abril, 1. El músico incluye en su lista de diez lugares de Valladolid este bar porque comenta que no quiere tirar solo de nostalgia y para él este recientísimo local es ya una referencia. Apunta que hay buena música, programación de conciertos regular y ambiente acogedor. «No soy imparcial porque es el sitio en el que paso más tiempo cuando salgo por Valladolid», reconoce.
9.Plaza de Portugalete. Este espacio figura entre los favoritos de Guillermo Aragón por una parte, por lo diáfano del espacio, las vistas a La Antigua y esa sensación de gran ciudad. Por otra, por la convivencia de gente mayor con chavales patinando y en las terrazas. Y finalmente, porque es la zona por la que más se muevo y lo siento como su barrio. «En realidad la pienso desde la Calle Arribas (sitios como Kafka, Berlín, Sildavia, Mexicali...), bajando hasta la Plaza Libertad (Largo Adiós, La Española, El Álamo, Penicilino, Minuto...)». Para él es la mayor concentración de locales con encanto de Valladolid. 
10.Palacio de Fabio Nelli. Al margen de su valor histórico, del estado de conservación y del Museo, me quedo con la belleza del patio y la sensación de oasis en medio de la ciudad. Una de mis manzanas preferidas, junto con el paseo por la Calle Expósitos, Santo Domingo de Guzman y la Plaza de la Trinidad.