scorecardresearch

Los vallisoletanos «tiran la casa por la ventana" este verano

R.G.R
-

En verano «se dispara la demanda» de viajes nacionales e internacionales después de dos años de restricciones covid para viajar. El gasto de las familias supera al verano de 2019

Pasajeros, esperan para facturar en el Aeropuerto de Valladolid. - Foto: MiriamChacoN

Las peores previsiones económicas pronostican una fuerte recesión económica una vez finalizado el verano. Sin embargo, estos malos augurios no parecen afectar a las previsiones para las vacaciones de los vallisoletanos a juzgar por las reservas que ya han efectuado en las agencias de viaje.

No existe ni siquiera un pequeño atisbo de temor si se tiene en cuenta que el gasto medio por persona asciende a 1.600 euros en el caso de las vacaciones en algún  país extranjero y los 750 para los nacionales. Al menos así lo pone de manifiesto el presidente de la Asociación de Agencias de Viaje de Valladolid, Pablo Parrilla. El año pasado los precios de este tipo de viaje al extranjero solían rondar los 3.000 euros para una pareja, aunque puede variar dependiendo de las condiciones.  Este año se van a los 3.200

Los vallisoletanos están aprovechando en gran medida los vuelos chárter programados desde el aeropuerto de Valladolid para visitar  los destinos a los que se puede llegar desde Villanubla. Y lo están haciendo «tirando la casa por la ventana» a niveles incluso «superiores al verano de 2019». Las familias están resarciéndose de los dos veranos anteriores, donde el virus, o bien marcó restricciones o llegó incluso a limitar en gran medida los viajes. Los vallisoletanos no están mostrando reticencias a la hora de montar en avión y las reservas en los hoteles son de media pensión o pensión completa en los bufés. 

Eso sí, la mayor parte de los clientes no están reservando sus vacaciones con una antelación superior a la semana o los diez días. Los destinos predilectos de aquellos que se decantan por el extranjero son Egipto, Islas Mauricio y los cabos de la Baja California. Los vuelos se potenciarán este verano y más teniendo en cuenta el precio de los combustibles, que reduce los viajes por carretera. «Al final nuestros clientes se están decantando por los aviones más que por viajar en coche». 

En el mercado nacional ocurre lo mismo. Los trayectos a las islas, especialmente Las Baleares, predominan sobre la costa. «Casi sale más barato que ir desde Valladolid en coche a Andalucía», bromea Parrilla. No obstante, también son muchas las familias que se decantan por unas vacaciones de sol y playa en la costa. El Levante y Andalucía son los lugares predilectos de las familias. 

Parrilla indicó que el nivel de reservas de cara a este verano es incluso superior a los registros prepandemia del verano de 2019. Sin embargo, las agencias de viajes reconocen que no alcanzarán a finales de año el mismo balance que antes de la aparición del virus, ya que hasta Semana Santa «se trabajó muy poco. Llegaremos al 90 por ciento de lo que hicimos en 2019».

Escapadas de fin de semana. Este año tanto las familias con varios hijos como las parejas están realizando sus reservas de cara a los meses de verano, especialmente para el mes de julio. En España el tiempo medio de estancia oscila entre la semana y los diez días, mientras que en el caso de los viajes al extranjero se prolonga hasta los quince días. 

 También se está registrando un aluvión de reservas para pasar un fin de semana en un lugar del norte de España. Asturias y Cantabria continúan teniendo un encanto especial para los vallisoletanos y «son muchas las familias» que apuestan por ir tan solo un par de días a esta zona para disfrutar de las playas y la gastronomía. 

De esta forma, este verano se prevé que sea «una muy buena campaña». «Todos somos conscientes de lo que puede venir en septiembre económicamente, pero este verano la gente quiere salir», apunta Parrilla. 

Después de dos años de viajes a medio gas, todo parece indicar que este verano se recuperará la normalidad o, incluso, se viajará por encima de los niveles precovid. Sí es cierto que la mayor parte de las reservas se han realizado por el momento para el mes de julio que acaba de empezar. «Los clientes se decantan más por julio porque los precios son algo más económicos y es el mes con más reservas».