scorecardresearch

Primera visita del actual Burgos CF a José Zorrilla

D.V.
-

Existen ocho precedentes entre el Real Valladolid y el extinto conjunto burgalés, todos ellos en Segunda División, con siete victorias locales

Estadio José Zorrilla bajo la niebla.

El Real Valladolid recibe este sábado, por primera vez, al Burgos CF. O mejor dicho, a la versión actual del conjunto burgalés ya que su predecesor, del mismo nombre y cuyo legado prolonga el cuadro blanquinegro, visitó en ocho ocasiones el Estadio José Zorrilla entre los años 1961 y 1976 con resultado casi siempre favorable al cuadro local, que se impuso en siete partidos, todos ellos en el marco del campeonato liguero en Segunda División. Además, existe un precedente también en Copa del Rey, el más reciente aunque data del año 1979.

Para contar la historia de este derbi castellano hay que remontarse bastante atrás en el tiempo. En concreto, casi 60 años ya que el primero de los partidos que el Burgos Club de Fútbol jugó en el por entonces Estadio José Zorrilla, el situado en el céntrico Paseo que lleva el nombre del dramaturgo vallisoletano, tuvo lugar un 14 de enero de 1962. Los burgaleses volvían a la categoría de Plata mientras que los pucelanos habían descendido ese año, un curso que resultó de feliz recuerdo ya que el equipo entrenado por Manuel Soler (a partir de la jornada 17, ya que antes fue Francisco Lesmes el titular del banquillo) logró el ascenso en la promoción. El resultado de aquel partido que inaugura la serie fue de 1-0 con gol de Morollón, un triunfo que se iba a repetir de manera habitual.

Es curioso que, a pesar de que ambos equipos estuvieron en Segunda División a partir de la 1964-65 no se vieron las caras hasta la 66-67 debido a que la división en dos grupos de esta categoría alejó a los clubes castellanos a pesar de la escasa distancia, poco más de 100 kilómetros, que separa ambas capitales. Fue el 13 de noviembre de 1966 cuando el Burgos CF regresó al Viejo Zorrilla (2-1) y abrió una época de derbis anuales ya que el duelo se volvió a vivir en las tres siguientes temporadas con resultados casi siempre favorables a los de Pucela: 2-0 en la 67-68, 2-1 en la 68-69 y la única derrota, en la 69-70, por 1-3; precisamente, traspié que costó caro ya que el Real Valladolid encadenó en esa recta final de temporada siete partidos perdidos que desembocaron en el descenso a Tercera.

Por fortuna no tardó el Club blanquivioleta en recuperar el paso y regresar a Segunda División mientras que el Burgos CF disfrutaba sus primeras temporadas en la élite. En la 1973-74 los contendientes castellanos volvieron a encontrarse, en Segunda, y el Real Valladolid impuso a partir de ahí su condición de local para vencer 3-1 en Zorrilla, 4-2 en la 74-75, y 2-0 en la 75-76 en un año en el que ambos peleaban por el ascenso, premio que acabó llevándose el cuadro burgalés, líder del campeonato, con los pucelanos cuartos y a las puertas del regreso a Primera.

Ese 14 de marzo de 1976 se paró el tiempo de los derbis castellanos entre vallisoletanos y esta entidad burgalesa. Trayectorias opuestas ya que el Real Valladolid asciende en la 79-80, curso en el que el Burgos CF desciente a plata, y en 1983 el equipo blanquinegro desapareció, para volver a ser fundado en 1994 y escalar posiciones desde categorías no profesionales, con muchos años en Segunda División B, hasta este 2021-22 donde se vuelven a ver las caras y a ser recibidos por primera vez en partido oficial en el Nuevo Estadio José Zorrilla. No obstante, sí existieron choques entre equipos de ambas capitales de provincia, los que midieron a blanquivioletas con el Real Burgos.a principios de los años 90.

Por último, fuera del escenario liguero y dentro del marco de la Copa del Rey, hay un precedente más ante el Burgos CF, la ida de los octavos de final de la Copa del Rey de la temporada 1978-79. El partido en Zorrilla deparó un empate a dos, mismo resultado que la vuelta en Burgos, por lo que el pase se decidió en la tanda de penaltis con victoria del Real Valladolid.