scorecardresearch

El mal tiempo complica la búsqueda del resto de tripulantes

EFE
-

Los equipos de rescate aún no han encontrado a los 11 marineros desaparecidos tras el naufragio del pesquero gallego. El pronóstico meteorológico señala sensación térmica de -17 ºC, nevadas y olas de varios metros de altura

Familiares de la tripulación del pesquero 'Villa de Pitanxo' - Foto: Marta Vázquez Rodrí­guez Europa

Las malas condiciones meteorológicas, con rachas de viento de hasta 72 kilómetros por hora, en la zona del Gran Banco de Terranova pueden dificultar este miércoles las tareas de búsqueda y rescate de los 11 tripulantes desaparecidos del pesquero español Villa de Pitanxo.

El pesquero se hundió a primeras horas del martes con 24 tripulantes a bordo. Hasta el momento tres marineros han sido rescatados con vida y se han recuperado los cuerpos de otros 10.

El pronóstico meteorológico para este miércoles señala temperaturas de -7 ºC, aunque la sensación térmica es de -17 ºC, nevadas y olas de varios metros de altura.

Las malas condiciones amenazan con retrasar la llegada de los supervivientes y los cuerpos de los fallecidos a San Juan de Terranova, el punto más cercano al lugar del accidente.

Fuentes de Canadá señalaron que los supervivientes y los cuerpos de sus compañeros están repartidos en varias embarcaciones que han acudido a la zona del naufragio, a unas 250 millas náuticas (460 kilómetros) al este de la costa de Terranova.

Según informó a Salvamento Marítimo español el Centro de Coordinación de Rescate con base en Halifax (Cánada), el pesquero español Playa de Menduíña 2 rescató a los tres supervivientes, así como seis cuerpos, mientras dos cadáveres fueron recuperados horas después por el pesquero portugués Novo Virgem da Barca.

Otros dos cadáveres habrían sido recuperados por otra embarcación que se encuentra en la zona del Gran Banco de Terranova, un caladero tradicional para las flotas española y portuguesa.

En mejores condiciones meteorológicas, los supervivientes, que sufren de distintos grados de hipotermia, y los cuerpos de los fallecidos serían trasladados a una sola embarcación, en este caso el barco del servicio de Guardacostas de Canadá CCGS Cygnus, que llegó al lugar del naufragio alrededor de las 02:00 GMT del miércoles.

Pero las fuentes señalan que los fuertes vientos y las olas de más de cinco metros pueden dificultar la operación.

El cónsul general de España en Montreal, Luis Seco, se ha trasladado a San Juan de Terranova a la espera de que lleguen los supervivientes y los cuerpos de las 10 víctimas a la capital de Terranova y Labrador.

Mientras, las autoridades canadienses tienen planificado que un helicóptero CH149 Cormorant y un avión Hércules C-130 vuelvan este miércoles a la zona para participar en las labores de búsqueda.

El Villa de Pitanxo, con base en Marín (Pontevedra), llevaba 24 tripulantes a bordo, de los cuales 16 tienen nacionalidad española, cinco son peruanos y tres ghaneses, de acuerdo a los datos oficiales.

El pesquero siniestrado, propiedad del armador gallego Manuel Nores, pertenece a la cooperativa de armadores de Vigo (ARVI) y tenía 50 metros de eslora.

Fuentes del Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo han confirmado que el barco emitió dos alertas a las 05:24 horas, que fueron recibidas en el Centro Nacional de Coordinación de Salvamento Marítimo (CNCS) de Madrid, pero a pesar de que las autoridades intentaron contactar con ellos en varias ocasiones nadie respondió.

 

Los supervivientes, descansando y "aún en shock"

Los tres supervivientes del Villa de Pitanxo están "en proceso de descanso y aún en shock", según ha informado este miércoles el delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones.

Tras un encuentro en Marín con representantes de la casa armadora del pesquero y familiares de los marineros, Miñones ha explicado que los tres se encuentran a bordo del barco gallego Playa de Menduiña Dos, que fue el que localizó la balsa en la que lograron sobrevivir al siniestro.

En estos momentos, ha añadido el representante gubernamental, los marineros están "trasladando información" del naufragio a las autoridades canadienses y al propio servicio de Salvamento Marítimo español. 

Hoy se ha conocido que el tercer superviviente del naufragio es un marinero de Ghana y su identidad no ha trascendido, pero sí la de otras dos personas que han salvado su vida y que son el patrón, Juan Padín, y su sobrino, Eduardo Rial.

Toda esa información "se está canalizando" a través de los armadores del Villa de Pitanxo para que llegue también a las familias de los 24 marineros con los que la compañía mantiene un "contacto directo", ha subrayado el delegado.

José Miñones, que ha trasladado la "solidaridad y cariño" del presidente del Gobierno a los afectados, ha señalado que este es un "día duro" para el mundo del mar, pero especialmente para las familias de los marineros que son, ha añadido, "nuestro objetivo prioritario".

"Hemos querido estar con ellos para trasladarles la información que podemos y sobre todo el cariño del Gobierno y de todos los gallegos", ha apuntado Miñones en sus declaraciones a la prensa, a la salida.

El delegado ha señalado que "lo prioritario" es poder obtener información "oficial y validada" sobre los marineros del Villa de Pitanxo y ha defendido que el "objetivo principal" es traer de vuelta a España a toda la tripulación.

A este respecto, el delegado ha indicado que todo el proceso de repatriación será "difícil y complicado" porque el accidente se produjo a 450 kilómetros de la costa de Terranova, a unos 3.000 kilómetros de Galicia.

Desde el Ministerio de Exteriores ya están en contacto con la embajada de España en Canadá y con el cónsul español para organizar el "procedimiento necesario" para el regreso de todos los marineros a nuestro país.

 

Uno de los desaparecidos es un marinero de Lepe

Uno de los marineros que se encuentran desaparecidos tras el naufragio ayer del pesquero Villa de Pitanxo, en aguas de la isla canadiense de Terranova, es natural de la localidad de Lepe (Huelva).

Fuentes del sector pesquero han confirmado que se trata de un primer oficial de 55 años, casado y con dos hijos el cual mantenía su residencia en el municipio lepero e iba a Galicia a embarcar y volvía.

Al tratarse de barcos que aprovechan las aperturas de veda al máximo, el marinero pasaba buena parte del año en la región gallega o embarcado, y volvía a Huelva durante el período de vacaciones.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, a través de su cuenta de Twitter ha mandado todo su apoyo a su familia "en estos momentos difíciles y de incertidumbre".

"Estoy muy pendiente de las labores de rescate de la tripulación del pesquero naufragado frente a las costas canadienses", ha indicado.