La reforma de la calle Salud incluirá aceras más amplias

M.R.I.
-

El Ayuntamiento ya licitó el contrato de redacción del proyecto de urbanización desde el paseo de San Isidro hasta la calle Andrómeda, que costará 2,3 millones

La reforma de la calle Salud incluirá aceras más amplias - Foto: Jonathan Tajes

Los vecinos de Pilarica verán como este año se hace realidad una de sus reivindicaciones históricas. La colaboración de la sociedad Valladolid Alta Velocidad (VAV) y el Ayuntamiento permitirá remodelar la calle Salud. Por un lado, la VAV ejecutará la obra urbanización y, por otro, los técnicos municipales la diseñarán. De hecho, el Ayuntamiento ya ha licitado la redacción del proyecto de urbanización de esta vía, entre el paseo de San Isidro y la calle Andrómeda, que deberá estar listo en cinco meses. Una idea en la que trabajaba desde hace meses la Concejalía de Planeamiento y que tiene consignada una partida en las inversiones financieramente sostenibles del año pasado. El proyecto implicará finalmente reurbanizar unos 28.640 m2 con un prespuesto de unos 2,3 millones de euros. 
La calle Salud, situada en paralelo a las vías del tren, lleva tiempo muy deteriorada porque es una de las vías más transitadas de la zona. El objetivo del proyecto municipal es una mejor redistribución de los espacios actuales, dotando a la calle de aceras más amplias y de un carril bici, además de integrarla con el nuevo paso inferior de la plaza de Rafael Cano, el futuro túnel de Andrómeda y el que unirá las calles Unión y Pelícano. La intervención prevista en la zona, dentro del proyecto de integración urbana del ferrocarril, contempla también la remodelación de actual paso de san Isidro, donde se realizará la mejora del paso peatonal y para bicis, con ampliación de accesos con nuevas rampas e incluyendo la mejora del entorno del paso inferior existente, con un coste previsto de 3,09 millones. «Se trata de hacer amable la convivencia entre el ferrocarril y el espacio urbano», apunta el concejal Manuel Saravia.
La rclamación de los vecinos de Pilarica actualmente sigue centrándose en el arreglo de esta calle en dirección norte, en el tramo bautizado como la ‘acera de la vergüenza’, donde exigen  la construcción de un corredor peatonal entre el nuevo paso peatonal de Rafael Cano y el túnel que se está construyendo en la calle Andrómeda. Para esto es necesario  que Adif ceda una banda de terreno del corredor ferroviario para poder ampliar esta acera, que implicará la construcción de un talud para ampliar la zona del paso de peatones. Unos detalles que conocerán en la reunión que mantendrán el próximo lunes con los concejales de Planeamiento y Espacio Urbano, Manuel Saravia y Luis Vélez.
Por su parte, en el tramo que se corresponde con el paseo de San Isidro, desde la calle Esquila hasta su encuentro con Salud se ampliará también la zona de confluencia con la con Guipúzcoa. En otro zona, la comprendida desde el paso peatonal de San Isidro hasta la zona recientemente urbanizada próxima a la calle Puente la Reina, las obras afectarán al mercadillo semanal.
Además, en la reurbanización se renovarán los servicios existentes, se reforzará la red de saneamiento y se realizará un cerramiento «adecuado» del borde del ferrocarril.
pasos bajo las vías. Esta semana también se ha conocido que 15 empresas han presentado ofertas para la construcción de tres pasos bajo las vías. Se trata de los que comunicarán las calle Padre Claret y Andalucía, Unión y Pelícano y Estación con Guipúzcoa. Estos proyectos salieron a licitación el año pasado, pero un error de Adif obligó a repetir la licitación. Un proceso que ahora se ha enmendado.

 

El Ayuntamiento ampliará una acera de Arco de Ladrillo

La empresa Zarzuela comenzará a partir de este lunes, 20 de enero, las obras del proyecto de remodelación de la acera de los pares del paseo del Arco de Ladrillo, entre la boca del paso subterráneo y la calle Guadalajara. Según explicó a Europa Press el concejal de Movilidad y Espacio Urbano, Luis Vélez, el proyecto fue seleccionado en el proceso de Presupuestos Participativos de 2018 y se incluyó en las cuentas de 2019.
Los trabajos, que se ejecutarán dentro del contrato de conservación, reparación y reforma de infraestructuras viarias, arrancarán este lunes. De hecho, ya se ha informado a los vecinos y usuarios de vados de la acera de los pares de Arco de Ladrillo de que la calle va estar afectada por estos trabajos y de que las salidas y entradas a los garajes se van a ver restringidas.
Será una «intervención sencilla pero muy necesaria» que consistirá principalmente en la ampliación de la acera actual y del espacio entre la boca del paso subterráneo peatonal y la calzada con el fin de dar más seguridad sobre todo en el momento de salida del túnel. Además, se van a mejorar las condiciones de accesibilidad.
Para ello, se va a eliminar toda la línea de aparcamientos de ese lado, aproximadamente unas 30 plazas, aunque se mantendrá la posibilidad de estacionar en el espacio situado bajo la pasarela de Arco de Ladrillo, donde no se actuará, ya que esta estructura se modificará en los próximos años dentro del proyecto de integración ferroviaria.
La obra cuenta con un presupuesto de 120.000 euros y el plazo de ejecución es de algo más de dos meses, por lo que en el mes de abril la acera podría lucir ya su nueva estructura.
Será la segunda actuación en los últimos meses en una zona en la que «hacía falta» debido a que la acera es muy estrecha y las condiciones de seguridad y accesibilidad no son las adecuadas, al menos hasta la calle Guadalajara, ya que a partir de ahí debido a trabajos de urbanización correspondientes al desarrollo del entorno de la Ciudad de la Comunicación el espacio peatonal es ya mucho más amplio.