Retiran la alerta amarilla pero aún hay riesgo de tormentas

D.V.
-

La Agencia Estatal de Meteorología avisa de posibilidad de precipitaciones en la provincia hasta las seis de la tarde y alerta de fuertes lluvias en Burgos y Soria

Rayos durante la tormenta. - Foto: Ical

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha desactivado la situación de alerta amarilla que inció este jueves por precipitaciones en Valladolid, aunque sí mantiene el riesgo de tormentas. La previsión es que se puedan producir lluvias hasta las seis de la tarde. Las temperaturas continuarán siendo agradables y se esperan máximas que puedan alcanzar los 27 grados en la ciudad. 

La Aemet ha elevado a naranja el aviso por fuertes lluvias y tormentas en el norte la Ibérica de Burgos, que se une al mismo aviso para la provincia de Soria, mientras que se ha desactivado el nivel amarillo para Valladolid, que sin embargo se mantiene en las provincias de Ávila y Segovia, la Cantábrica de León y Palencia y el resto de Burgos. 
Aemet advirtió este jueves de que tanto este viernes como el sábado podrían repetirse en Castilla y León episodios de fuertes lluvias y tormentas similares a los que sufrió Valladolid el pasado martes, si bien para el sábado no hay ningún aviso activo en la Comunidad. 
Así lo explicó el delegado de la Aemet en la Comunidad, Juan Pablo Álvarez, quien advirtió de una nueva vaguada en el oeste que podría favorecer estas tormentas. 
Los avisos estarán vigentes entre el mediodía de este viernes y las 00.00 horas del sábado, mientras que el domingo se espera que mejore la situación gracias a una bajada de temperaturas que evitará la aparición de tormentas, a pesar de lo cual los termómetros se mantendrán en valores "agradables" coincidiendo con la llegada del conocido como 'veranillo de San Miguel', según reconoció Alvarez. 
Dicho episodio podría traer fuertes lluvias e incluso granizo, aunque la humedad acumulada en la atmósfera hacen menos probables las rachas de viento. 


Las más vistas