Actividades para 49 menores en situación vulnerable

D. V.
-

Fundación 'la Caixa' destina más de cuatro millones en toda España al programa CixaProinfancia

Menores participantes en el programa. - Foto: La Caixa

Un total de 84 menores, 49 de Valladolid y 35 de Burgos, podrán volver a participar en las actividades de verano promovidas por el programa CaixaProinfancia, y a las que este años la Fundación ‘la Caixa’ destina, en toda España, más de cuatro millones de euros.

Se tratan de menores que viven en hogares con dificultades económicas y sociales, y que por lo tanto han podido verse mucho más afectados por la pandemia y sus repercusiones. Las encargadas de realizar estas actividades son, de momento, 319 entidades sociales de todas las provincias españolas vinculadas al programa, y se llevarán a cabo con cierta normalidad, la mayoría en el exterior, y bajo las medidas sanitarias y de prevención establecidas.

Las entidades de Burgos son Cáritas Diocesana de Burgos, y la Fundación Juan Soñador de Burgos; mientras que, en Valladolid, las entidades son Casa de Juventud Aleste y Fundación Juan Soñador de Valladolid.

El subdirector general de la Fundación ‘la Caixa’, Marc Simón señala que a causa de la pandemia, muchos niños, niñas y adolescentes han acusado “aún más” algunas necesidades y la vulnerabilidad en sus hogares. Por ello, para la Fundación es “prioritario que puedan volver a disfrutar, jugar, aprender y convivir, ofreciéndoles un verano lleno de actividades, recursos y juegos adaptados que les devuelvan la estabilidad emocional y que también refuercen las competencias educativas.”

En todas las actividades se tratan distintas temáticas: deportivas y psicomotoras, artísticas, lúdicas, sociales, medioambientales y cognitivas. De esta forma, niños y adolescentes acceden a los beneficios educativos y personales que conllevan estas experiencias, contribuyendo a su desarrollo personal, social y cultural. Las modalidades de actividad que se realizan en Burgos y Valladolid, se complementan entre ellas, de manera que cada niño o adolescente puede participar en más de una de ellas.

Los centros abiertos se caracterizan por ofrecer un servicio diario durante todo el curso, fuera del horario escolar, y que también puede contemplar actividades de fin de semana. Disponen de un proyecto educativo propio y de una programación anual. Durante este curso participan 16 jóvenes de CaixaProinfancia en Burgos, y 24 en Valladolid. 

Por otro lado, 19 menores acceden este año a las colonias urbanas en Burgos, mientras que 25 lo hacen en Valldolid. Se desarrollan intensivamente en periodos vacacionales. Disponen de un proyecto educativo propio y pueden incorporar actividades regulares de apoyo a la realización de tareas escolares o refuerzo educativo. 

’Campamentes conectadas’

En el contexto actual, la principal preocupación de muchas entidades sociales es la gestión del impacto emocional que los niños y adolescentes de estos entornos están sufriendo como consecuencia de la situación pandémica. En este sentido, desde Fundación ‘la Caixa’ explican que las repercusiones en la salud mental y emocional de los jóvenes a raíz de los meses de confinamiento se están manifestando ahora, tal y como retratan los desbordamientos que se están produciendo en los servicios médicos.  

Para paliar las dolencias mentales y emocionales de la pandemia, el programa también ha impulsado las ‘Campamentes conectadas’, una iniciativa que ofrece actividades digitales que se suman a las realizadas presencialmente por las propias entidades y que permiten trabajar contenidos educativos, así como recursos para reconocer, expresar y gestionar emociones. 

A lo largo de los meses de julio y agosto, CaixaProinfancia comparte cada semana con las entidades sociales propuestas, actividades y materiales digitales extraídos de la plataforma digital del programa EduCaixa. Estas se van alojando en una página werb que las entidades recibirán actualizada semanalmente en una Newsletter.

‘Campamentes conectadas’ propone además ‘Un mural que nos conecta’. Se trata de un gran lienzo digital que estará colgado en la web con los dibujos que las entidades envíen y en los que los niños y jóvenes reflejen las diferentes emociones que han sentido durante los campamentos, para fomentar su capacidad y proceso de aceptación y expresión, y promover que sientan que toda emoción es válida y que todas forman parte de CaixaProinfancia.



Las más vistas