scorecardresearch

Castilla-La Mancha ofrece toda su naturaleza

Redacción
-

Es tu destino para practicar senderismo, caminar por las montañas, observar y aprender sobre la fauna y la flora en su periodo de hibernación, conocer parajes increíbles

Enfundados en buenas prendas de abrigo, descubre una región que se quedará en un lugar de tu vida: Castilla-La Mancha te propone conectar con tu mundo interior descubriendo siete parques naturales como nunca antes los habías visto, a través de una ginkhana por cada uno de ellos en la que tendrás que ir siguiendo las pistas que encontrarás a través de códigos QR o números de referencia en las placas de señalización. 


Guadalajara. Tus logros se convertirán en puntos que podrás canjear en establecimientos de ese espacio natural adheridos. Una propuesta ideal para realizar en familia, y por qué no, con amigos o en pareja.
El Parque Natural del Alto Tajo (Guadalajara) cuenta con el sistema de hoces fluviales más extenso de toda Castilla-La Mancha, con excepcionales vistas desde el puente de Martinete, y lugares de belleza incomparable como la laguna de Taravilla o el yacimiento celtibérico de Castil de Griegos en Checa.
Los parques naturales de la Sierra Norte de Guadalajara y del Barranco del Río Dulce, también en la provincia de Guadalajara, ofrecen unos paisajes sobrecogedores y unos entornos naturales idóneos para practicar el senderismo y la aventura, ya sea de la mano de la app Rutur Ginkana o bien de la mano de las empresas de turismo activo y ecoturismo de Castilla-La Mancha, que ya sea en este entorno natural o en los restantes de toda la región, ofrecen actividades seguras y respetuosas con el medioambiente, guiadas por sus expertos monitores.

 

El Parque Nacional de Cabañeros ofrece imágenes espectaculares.El Parque Nacional de Cabañeros ofrece imágenes espectaculares. - Foto: © Turismo de Castilla La Mancha / David Blázquez

Cuenca. No te pierdas el Parque Natural de la Serranía de Cuenca, espectacular en este momento del año, con sus 'tomagales', ciudades que parecen esculpidas por hadas y duendes, o la famosa Ciudad Encantada. El ventano del Diablo es un impresionante mirador para contemplar la majestuosidad de este parque natural donde se refugian especies protegidas como el águila calzada o el águila real. 
En este parque natural puedes realizar también la ginkana Rutur del Monumento Natural Nacimiento del Río Cuervo, que te llevará a recorrer el Sendero del Nacimiento para visitar la cascada principal; este sendero es accesible para personas de movilidad reducida. A lo largo del valle se diseminan los caseríos que forman los barrios del municipio de Vega del Codorno, donde se ubica el Centro de Interpretación, pequeñas parroquias a las que se les dio un nombre que se refiere al entorno o la familia que las habitaba. 
'La Cueva' es una imponente gruta natural famosa por la representación de un entrañable belén viviente cada Navidad.

 

Albacete. En el Parque Natural de los Calares del Río Mundo y de la Sima tienes que hacer parada en el paraje de Los Chorros, espectacular cascada que forma en su descenso nuevas cataratas de menor tamaño hasta que el río se remansa en las llamadas 'Calderetas', pozas en altitudes diferentes. Son de obligada visita también en su entorno la Real Fábrica de Metales de Riópar, el castillo y el museo etnológico de Yeste o el Castillo de la Yedra en el municipio de Cotillas.

 Tablas de Daimiel Tablas de Daimiel - Foto: © Turismo de Castilla La Mancha / David Blázquez


Ciudad Real. Si quieres descubrir y disfrutar de pinturas rupestres además de disfrutar de un entorno natural impresionante, tu opción es el Parque Natural Valle de Alcudia y Sierra Madrona (Ciudad Real), un paraíso para disfrutar de la naturaleza en estado virgen que destaca por su excepcional patrimonio arqueológico, especialmente el arte rupestre del Arco Mediterráneo representado en las pinturas de Abrigo de Peña Escrita, La Batanera o de Escorialejo. Además, cuenta con un interesante patrimonio arqueológico minero como son la ciudad romana de Sisapo o las Minas de Horcajo.

 

Ruidera. El Parque Natural de las Lagunas de Ruidera (entre las provincias de Ciudad Real y Albacete), donde nace el río Guadiana, conforma un paisaje impresionante también en invierno; un imprescindible es acercarte a la Cueva de Montesinos (reservas llamando al ayuntamiento de Ossa de Montiel) en la Cervantes ubica a don Quijote en el capítulo XXII de la Segunda Parte. 
Y si llega la noche y te quedan ganas de más, puedes completar la aventura con una experiencia de turismo astronómico a través de las actividades guiadas y didácticas de observación astronómica en la Serranía de Cuenca, o en el Valle de Alcudia y Sierra Madrona, ambos parques naturales que cuentan con certificación Starlight, es decir, un sello que acredita que sus cielos reúnen las mejores condiciones para la observación del firmamento (ausencia de contaminación lumínica).

Paisaje nevadoPaisaje nevado - Foto: © Turismo de Castilla La Mancha / David Blázquez

 

Turismo de estrellas. También podrás practicar turismo de las estrellas en alguno de los 17 miradores que componen actualmente la red desplegada por las comarcas de Sierra del Segura, y Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel, ya que 37 municipios albaceteños han recibido recientemente el sello de la Fundación Starlight.
parques nacionales. En Castilla-La Mancha tenemos también dos Parques Nacionales, Cabañeros y Las Tablas de Daimiel, que con las bajas temperaturas y la fauna y la flora hibernando, siguen siendo espectaculares y un destino ideal para descubrir acompañados de guías y monitores expertos en el destino. Experto o no, disfrutarás de una vivencia única conociendo los asombrosos secretos de la naturaleza.
Te invitamos a descubrir este invierno los secretos de los espacios naturales de Castilla-La Mancha, haciéndolo siempre desde el respeto y cuidado al medioambiente; para conectar con la naturaleza y con tu mundo interior.