scorecardresearch

Hallan seis cuadros de Mariano Fortuny en paradero desconocido

EFE
-

Un inglés posee la 'El patio de la Alberca en la Alhambra' mientras que 'Almuerzo en un viejo convento en la Alhambra' está en una colección privada norteamericana. 'La corrala de Santiago' y 'El afilador de sables', localizadas en Barcelona

Imagen de archivo de Francesc Quílez, conservador del Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) y comisario de una exposición del pintor catalán Mariano Fortuny.

Seis cuadros del pintor Mariano Fortuny, entre ellos, "El patio de la Alberca en la Alhambra", han sido localizados por el conservador del MNAC Francesc Quílez y la documentalista del centro Mireia Berenguer, después de que estuvieran en paradero desconocido desde la muerte del artista.

Muchos de sus lienzos se dispersaron y se les perdió "fatalmente la pista" cuando falleció con solo 36 años en 1874 y, un año después, se pusieron a la venta todas las posesiones que guardaba en su atelier de Villa Martinori de Roma, según informa este jueves La Vanguardia.

Quilez y Berenguer, tras una "ardua y fatigosa investigación detectivesca", han acabado dando con el actual propietario de "El patio de la Alberca en la Alhambra", una obra de la que solo se conocía la imagen en blanco y negro de una fotografía de 1873 que había de su taller romano y la de mayor tamaño de las encontradas.

Actualmente, está en manos de un coleccionista inglés que mantiene el anonimato e, igual que otras de las piezas localizadas, nunca se ha expuesto.

Asimismo, han encontrado "Almuerzo en un viejo convento en la Alhambra", del que se tenían noticias por un dibujo que el pintor envió en una carta al coleccionista José Domingo de Irureta Goyena.

El lienzo pertenece a una colección privada norteamericana y ahora se ha podido ver en color, puesto que solo se conservaba una imagen en blanco y negro de 1875.

En las pesquisas llevadas a cabo para el rastreo de las obras desaparecidas de Fortuny, también han localizado "La corrala de Santiago" y "El afilador de sables", ambas en sendas colecciones privadas de Barcelona.

Una tercera obra del autor, que se encuentra igualmente en la ciudad condal, una copia del retrato de Francisco Bayeu, que pintó Goya, se encuentra actualmente a la venta en un anticuario barcelonés.

En Nueva York, ambos investigadores han encontrado una segunda versión, pintada en 1868 ante la iglesia de Santa Cruz de Madrid, de "Procesión interrumpida por la lluvia", una escena callejera de inspiración goyesca.

Por otra parte, algunas obras son ya irrecuperables como "El jardín de los poetas", una de las que más fama le dio en vida y por la que se llegaron a pagar 90.000 francos y que fue destruida por un incendio.

Francesc Quílez ha descubierto que la pieza fue ofrecida en venta al Museo de Barcelona en 1925 por 500.000 pesetas (unos 3.000 euros actuales), pero lamenta que su adquisición fuera desestimada.

Quilez y Berenguer han escrito la génesis de las obras, sus vicisitudes y su "continuo trasegar de propietario en propietario", lo que darán a conocer en una futura publicación que aparecerá en la revista científica de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), "Locus Amoenus".