scorecardresearch

Junta opta por tierras menos productivas para placas solares

SPC
-

El consejero de Agricultura augura unos «precios altos» para el cereal por la guerra de Ucrania

El consejero de Agricultura baja de un tractor en la feria de Lerma (Burgos). - Foto: Ical

El consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Gerardo Dueñas, reconoció ayer que «no tiene mucho sentido» instalar paneles solares en campos donde la Junta haya hecho inversiones para acometer concentraciones parcelarias, modernizar o transformar en regadíos terrenos de secano. Por ello, apostó por buscar terrenos menos productivos. Dueñas, que asistió a la inauguración de la LX Feria Nacional de Maquinaria Agrícola de Lerma (Burgos), indicó ante la situación generada por el desarrollo de parques fotovoltaicos en terrenos agrícolas que habrá que «ver qué capacidad de gestión tiene la Junta». En su opinión, se deberá buscar otros terrenos con una productividad inferior a la que presentan las parcelas donde además se haya acometido una inversión público, porque insistió tiene «poco sentido».

Además, Dueñas auguró que los cereales tendrán esta campaña unos «precios altos» por la invasión de Ucrania por parte de Rusia y la guerra que se libra en este país del este de Europa. No obstante, señaló que España ha llegado un «poco tarde» para incrementar las superficies de cultivo. «El precio va a ser importante», dijo Dueñas durante uno de sus primeros actos públicos como consejero, tras el acuerdo de PP y Vox para gobernar la Junta de Castilla y León.

Asimismo, el titular de Agricultura indicó que no solo la situación de Ucrania determina los precios, sino también la crisis anterior, generada en su opinión por un «monstruo» de país como China, que explicó es capaz de transformar la economía mundial de manera importante cuando decide no exportar, lo que lleva al hundimiento de los mercados, o que eleva los precios cuando sigue una estrategia «consumista». Por ello, Gerardo Dueñas, en declaraciones recogidas por Ical, abogó por buscar la estabilidad y producir «cerca» para no depender tanto de terceros países.

Precisamente apostó por garantizar una «solvencia alimentaria propia» en España, con «una preferencia nacional antes que comunitaria y a partir de ahí comunitaria». «Hay momentos en los cuales sectores como puede ser la patata o la leche cuando no le interesa a Francia llegan aquí y de alguna forma nos bajan mucho nuestra capacidad de competir», dijo.

«Política verde»

«La política verde o medioambientalista de Bruselas, incluso, la del Gobierno nacional, a través de su Ministerio de Transición Ecológica, como es el caso de haber aprobado el Plan Hidrológico de cuenca del Duero en contra de todo el sector o como es el caso de la gestión del lobo en contra de las explotaciones ganaderas, hacen que nuestros costes a nivel nacional estén muy por encima de costes de terceros países que luego en muchas ocasiones vienen con productos y nos dificultan el poder competir contra ese tipo de producciones», señaló.

En ese sentido, el consejero aseguró que se abre un tiempo en el que se va a dar un «empujón importante» a todo lo que es la cadena de valor, empezando por el sector agrícola y ganadero, por ser el más afectado, para lo que se potenciará el defensor, se desarrollará el observatorio y se hará un seguimiento «bastante de cerca» de los contratos. En sí, destacó, que la Ley de la Cadena Alimentaria es «necesaria, pero no es suficiente».