Los hosteleros de San Benito no pondrán casetas en fiestas

D. V.
-

Los dueños de bares y restaurantes priorizan la situación sanitaria y reconocen que el entorno de la plaza no sería un espacio seguro en esas fechas

Montaje de una caseta en la zona de San Benito. - Foto: J. Tajes

El conjunto de bares y restaurantes que conforman la zona de casetas del entorno de la plaza de San Benito en la Feria de Día de las Fiestas de Valladolid solicitaron hoy que ese espacio quede desocupado por sus puestos o cualquier otro negocio hostelero durante las fiestas del año 2021 y que se respete su lugar en años venideros.

“Queremos priorizar ante todo la cuestión sanitaria que se pone en riesgo por la elaboración de estas fiestas. Este evento agrupa a un gran número de personas y la falta de control y seguridad sanitaria supone una exposición al virus para todos ellos y para el personal laboral de dichos establecimientos que puede ser grave para la salud pública. En los espacios abiertos y comunes no se puede controlar de igual manera que en un local la consumición o el respeto de las normas, y por ello declaramos que el entorno de la plaza de San Benito no es un espacio seguro”, argumentan.

En un comunicado recogido por Ical consideran “inviables” las circunstancias a las que se les expone, ya que “impiden realizar con plena normalidad la función de hostelería”. “Las casetas de ferias se han conformado como uno de los ejes primordiales de las fiestas y ahora también forman parte del patrimonio de las mismas y considerar lo contrario es desprestigiar el concepto de ‘feria de día’ y la labor que realizamos como trabajadores”, afirman.

Entre los condicionantes que les han llevado a adoptar esta decisión, se refieren a contar con “poco tiempo de organización, preparación o a nuevos métodos laborales por la adaptación de distintas restricciones que se van anunciando con muy poco tiempo de antelación”, decisiones que “perjudican gravemente el beneficio económico de los negocios, si es que en estas condiciones se pueda dar alguno”.

“No queremos posteriormente ser acusados de nuevo por causar un brote de infección. Esto supondría dañar nuestra imagen como zona de casetas, a parte de un agravante a las clausuras que la hostelería ha sufrido anteriormente junto con el gran número de restricciones a las que nos hemos visto obligados a cumplir desde comienzos de la pandemia”, señalan en un escrito que firman los responsables de los establecimientos Le Cirque, Jamonería Sarmiento, Taberna San Benito, 2 Mujeres al Borde de un Ataque de Nervios, El Consejero, Angela, Gabino, Casa Tino y El Cortijo.



Las más vistas