scorecardresearch

Valladolid suma esta temporada más árbitras

M.B
-

La Delegación Provincial cuenta este cuso con ocho colegiadas en el fútbol 11 y aspira a seguir aumentando su número

Valladolid suma esta temporada más árbitras - Foto: Jonathan Tajes

No son mayoría, pero tampoco se consideran minoría. Hoy son cinco en la foto, pero hay ocho para el fútbol y 14-15 para el fútbol sala, donde la figura de anotadora lleva años siendo protagonista. Algunas apenas llevan unos meses y el pasado fin de semana se estrenaron en la Liga Debutantes, otras acumulan experiencia ya de años con el silbato y pitan en Provincial Aficionados. Se llaman Paula, Clara, Paula, Verónica y Begoña, pero como suele ocurrir en estos casos, tienen apellidos de árbitras: Sardón Alonso, Abril Iglesias, López San Antolín, Redondo Martín y Ada Oye.

«Se ha ido aumentando el número. Siempre intentamos hacer campañas de captación dentro del fútbol femenino porque consideramos que esta carrera, la de árbitro, es muy bonita», señala el presidente del Comité de Árbitros de la Delegación de Valladolid, Francisco Badás González. Para este temporada lanzaron una fuerte promoción, bajo el lema 'Sin ti, no hay fútbol'. Él recuerda que inscribirse en los cursos es sencillo: «A través de nuestra web. Tienen un mes y medio, y 200 horas, de duración y una práctica presencial. Y que sepan que nadie debuta sin acompañamiento, queremos experiencias positivas».

Y en esas está Clara Abril Iglesias, este año la benjamina del Colegio, con 12 años: «Vi unos niños arbitrando y me gustó. Investigué y encontré el curso; y creo que la árbitra es muy importante en el juego». La semana pasada ya se la vio en Zaratán, con los Debutantes. Como a Begoña Ada Oye, de 29 años, y también dando sus primeros pasos en el mundo del arbitraje: «Me gusta mucho el fútbol, nunca he jugado pero mi abuelo Alejandro me llevaba a ver partidos». Destaca el tema de tener que tomar decisiones de forma rápida.

La más veterana es Esther Martín Alonso, asistente en Tercera y colegiada en Provincial Aficionados.

También suma un buen puñado de temporadas, casi una decena, Verónica Redondo Martín. Con 33 años, recuerda que empezó junto a su pareja, David Gonzalo Aguado: «Yo quería ser árbitra antes pero aproveché que él hacía el cursillo». Ya había sido entrenadora y árbitra en el bádminton, y ahora dirige en Segunda Provincial.

Seis años acumula ya Paula López San Antolín. A sus 19 primaveras ya sabe lo que es estar en el Programa de 'Talentos y Mentores' del Programa del Comité Técnico de Árbitros de la Federación de Castilla y León, que tiene como objetivo el progreso del arbitraje y la promoción de los y las colegiadas. «Nunca me había gustado el fútbol pero me lo comentaron y empecé de cero», señala la vallisoletana, que aspira a ascender a la Segunda femenina.

«Fui árbitra en natación y quería cambiar de aires. Me comentaron esta opción y vi que podía ayudar a fomentar el deporte femenino», comenta Paula Sardón Alonso, también con 19 años y dos en el mundo del arbitraje.

Ellas son solo la punta de un iceberg que crece y crece año tras año, y que busca que el arbitraje se escriba también en femenino.