scorecardresearch

La búsqueda de raíces irlandesas en el centro de Valladolid

M.Rodríguez
-

Brendan Rohan, un militar irlandés retirado, se fijó como su último objetivo vital localizar los restos de líder irlandés Red Hugh O'Donnell. Su visita a Valladolid abrió la puerta a nuevos hallazgos arqueológicos

La búsqueda de las raíces

El hilo de la historia que ha motivado la búsqueda de los restos del líder irlandés Red Hugh O’Donnell comienza en Donegal, al norte de Irlanda, el mismo condado donde nació hace cinco siglos el noble, que falleció en Valladolid cuando acudió a visitar a Felipe III. Un compatriota, Brendan Rohan no sabe si su visita a Valladolid hace casi dos años fue por casualidad o tal vez por una intervención divina, pero él fue quien puso en camino a los investigadores, para un año después, realizar las excavaciones de la calle Constitución y localizar los muros laterales de la capilla Maravillas del convento de San Francisco, donde se supone que está enterrado O’Donnell.


Este militar irlandés retirado confiesa que su vida dio un giro radical hace dos años cuando le diagnosticaron un cáncer inoperable. Esta noticia le hizo establecer nuevas prioridades. «Bebí mi primera pinta de Guinness con mis amigos de Ranger del Ejército (fuerzas especiales). Cerré mi negocio de 30 años y me casé con Marina Volkova para negarle al gobierno el impuesto de herencia del 60%, que de otro modo habrían recaudado tras mi fallecimiento». Y, además, siguió el consejo de la clínica donde recibe tratamiento de realizar el Camino de Santiago con su esposa como su luna de miel. «Mientras hacía eso, estaba siguiendo la misma ruta, navegando desde el sur de Irlanda -como lo hizo en 1601 Red Hugh- y siguiendo el Camino a Santiago desde A Coruña. Así que nos desviamos hasta Valladolid, en lugar de proseguir por el norte, a lo largo de la costa que habíamos navegado previamente, para regresar a casa a través de Francia e Inglaterra», explica.


Los indicios.

Brendan Rohan vino a Valladolid, una ciudad que recuerda con mucho cariño, a buscar información sobre Red Hugh O’Donnel. Una aventura que encaja en la descripción que su esposa realiza de él como un Don Quijote moderno. «Me ayudaron todos los que conocí, a pesar de que mi misión parecía aparentemente inútil. En todas partes recibí la respuesta y la asistencia más completas y hospitalarias. Sin embargo, me fui triste porque parecía que no había logrado nada. Sin embargo, se había sembrado una semilla», detalla. Unas sensaciones que escribió al día siguiente de su partida en un poema como homenaje de despedida a Valladolid y su gente.

 


Tras su regreso a Irlanda, contactó con él el investigador vallisoletano Óscar Burón, que junto a Juan Carlos Urueña han trabajado un año para conocer la ubicación de la capilla Maravillas, donde se supone que están los restos de O’Donnell,y antes los de Colón. Y ahora que se ha abierto la puerta a que aparezcan, la noticia ha protagonizado las portadas de los medios anglosajones. «Red Hugh representa el poder de la resistencia contra la imposición de una cultura extranjera (aunque sea de vecindad) sobre el pueblo gaélico irlandés. Los restos de esa cultura aún son visibles y audibles, incluso hoy en día, por el desarrollo y el interés internacional en nuestro idioma nativo, música tradicional, arte y literatura ... y gran parte de esa cultura se vincula con España, desde la época de los milesios hasta el día de hoy», explica. Y atribuye  la repercusión en otros países porque la diáspora irlandesa se extiende por todo el mundo, con unos 72 millones de estadounidenses que afirman tener raíces irlandesas y que recuerdan «por qué sus antepasados fueron desposeídos, asesinados, exiliados o se les negó la expresión plena y libre de la autenticidad de nuestra cultura y tradiciones». 


Y la añoranza de esas raíces se une a la leyenda de la pérdida de Red Hugh, en 1602, que supuso «la erradicación de nuestra aristocracia gaélica por su exilio de Irlanda». Y ahora Rohan ve más cerca que se haga realidad su pasión particular: la unificación de Irlanda por acuerdo pacífico. «Creo que el descubrimiento de la tumba de Red Hugh en su ciudad se adaptará perfectamente a la realización de ese sueño», concluye.