scorecardresearch

La Junta se reta a elevar un 17% las empresas exportadoras

SPC
-

El V Plan de Internacionalización contempla nuevas líneas de financiación hasta 2025 con el objetivo de aumentar un 5 por ciento las ventas a países no europeos al finalizar la legislatura

Alfonso Fernández Mañueco (2i), junto a los consejeros de Economía y Presidencia, y otros representantes durante el acto de ayer en Valladolid. - Foto: Ical

Elevar un diecisiete por ciento las empresas exportadoras de Castilla y León hasta superar las 8.000, diversificar los sectores que impulsar el comercio exterior para no depender de la automoción, y abrir mercados fuera de la Unión Europea. Estos son los tres ejes principales sobre los que se sustenta el V Plan de Internacionalización Empresarial 2022-2025 que ayer presentó el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que ratificó que el objetivo del mismo es «continuar la línea ascendente» que vienen marcando las exportaciones en la Comunidad. «Tenemos que aprovechar las opiniones que nos ofrece el comercio exterior para impulsar el crecimiento del tejido productivo y para la creación de empleo», arengó Fernández Mañueco a los empresarios, a quienes insistió en la «experiencia» con la que cuenta la Comunidad en esta materia, ya que en 2021 las exportaciones de alcanzaron los 15.803 millones.

«La mejor manera de crecer es salir fuera», continúo el presidente, que anunció una mejora de la financiación para fomentar la expansión internacional de las empresas de Castilla y León con subvenciones a fondo perdido del 50 por ciento para la financiación de pymes y autónomos y préstamos avalados al cien por cien para el comercio exterior con cantidades que van desde los 6.000 a los 300.000 euros. El plan, enmarcado para el periodo 2022-2025, pretende así que las empresas «competitivas» de Castilla y León, que «saben hacer buenos productos y tengan ganas de crecer», puedan «salir fuera, exportar y crecer en el exterior».

En este sentido, situó a la Junta como «el mejor embajador de las empresas de la Comunidad» para acompañarlas en ese objetivo de «impulsar el crecimiento del tejido productivo y la creación de empleo». No obstante, recordó el presidente de la Junta, en declaraciones recogidas por Ical, que Castilla y León tiene «experiencia en la exportación», como demuestra el hecho de que durante el pasado ejercicio, las ventas foráneas de la Comunidad crecieron un diez por ciento con respecto al año anterior, marcado por la pandemia.

Una tendencia que, según destacó, se ha mantenido en el primer trimestre de 2022 con un balance que arroja 654 millones de superávit comercial frente al déficit nacional de más de 15.000 millones. «Las cifras dicen bien a las claras que somos una Comunidad netamente exportadora y que estamos en la buena senda», apuntó Mañueco.

Diversificar el mercado

Uno de los grandes objetivos para el periodo 2022-2025 estará centrado en «llegar más lejos con este plan», para que permita aumentar en cinco puntos el peso de los sectores no vinculados a la automoción en la exportación de Castilla y León, ahora en el 50 por ciento, y subir del 30 al 35 por ciento en las exportaciones fuera de la Unión Europea al acabar la legislatura, favoreciendo la implantación de las empresas de la Comunidad en «destinos estratégicos» como América del Sur, Centroamérica, Norteamérica y el mercado asiático.  Es importante mantener el crecimiento sin depender «en exclusiva» de la automoción, reconoció el presidente de la Comunidad.

Inversiones extranjera

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, además de la «diversificación a más sectores y más mercados» como primera línea de trabajo del V Plan de Internacionalización, también apuntó otras seis como la apuesta por la captación de inversiones del exterior para lograr «proyectos de alto valor añadido» con el objetivo de llegar a 300 por año. También incluyó la participación de las pymes de la Comunidad en programas de ayudas de organismos multilaterales, el desarrollo de un itinerario personalizado a través de una nueva herramienta de diagnóstico o el fortalecimiento de la digitalización de las empresas para desarrollar «nuevas herramientas de promoción comercial e internacional». Por último, avanzó una línea de trabajo centrada en el refuerzo de la formación de jóvenes titulados para su incorporación a la red exterior de empresas de la Castilla y León.

Ambicioso y abierto

Se trata por todo ello de un «plan ambicioso» que, no obstante, Mañueco apuntó que «no está cerrado, es dinámico», por lo que invitó a las empresas de la Comunidad a participar y hacer llegar a la Junta sus sugerencias para que «puedan abrir las puertas del mundo y llegar a todos los rincones» desde un plan que definió como «serio, riguroso y claro ejemplo de la colaboración público-privada».
Y es que esta respuesta del Gobierno autonómico a la necesidad de internacionalización de las empresas se debe a que «hoy en día, no es una opción, sino una obligación y requisito para competir en el mercado actual», por lo que reiteró el compromiso de la Junta con las empresas, a través de la colaboración con los representantes de la CEOE y del Consejo de Cámaras de Comercio de Castilla y León, para que «saquen partido de este plan» que, además, ayudará «en la construcción de Comunidad y del proyecto de España en todo el mundo».