scorecardresearch

El Pucela no perdió en sus últimas tres visitas a San Mamés

D.V.
-

Las tres últimas comparecencias del Real Valladolid en Bilbao se saldaron con empates. Aunque solo ha sumado tres victorias y doce igualadas en sus 45 visitas al Athletic en Liga

Joaquín y Williams, en la última visita del Real Valladolid a San Mamés en 2021. - Foto: Miguel Toña

El Real Valladolid visitará al Athletic el martes en la decimocuarta jornada liguera, la última antes del paréntesis mundialista, con el objetivo de continuar con la racha de tres partidos consecutivos sin perder en San Mamés.

El último triunfo rojiblanco en 'La Catedral' se remonta al 20 de enero de 2014 en la primera visita del Valladolid al nuevo estadio bilbaíno.

El equipo local ganó por 4-2 en un partido resuelto con dos goles de Ibai Gómez y uno de Óscar de Marcos y Ander Herrera para los locales y de Óscar González y Valdet Rama para los de Juan Ignacio Martínez.

Las tres siguientes comparecencias del conjunto vallisoletano en Bilbao se saldaron con empates. Los dos primeros fueron a un gol en las temporadas 2018-2019 (Aduriz, de penalti/Oscar Plano) y 2019-2020 (Iñaki Williams/Iñigo Martínez, pp).

En la última visita del Valladolid, el 28 de abril de 2021, se registró un 2-2 cuando Fabián Orellana y Shon Weismann nivelaron en dos ocasiones los tantos locales anotados por Jon Morcillo y Raúl García.

Tres victorias

Con todo, San Mamés es un territorio hostil para los de Pucela, ya que, de las 45 visitas al Athletic, todas ellas en Primera División, tan solo se ha logrado vencer en tres, con doce empates cosechados.

Fue en septiembre de 1948 cuando se disputó el primer choque entre ambos contendientes, en la primera jornada del campeonato, con un resultado para el olvido (7-2). Tuvieron que pasar varias décadas para que el Pucela comenzase a resultar incómodo en el feudo vasco ya que hasta el año 1982 lo habitual era la derrota en estos desplazamientos. Pero a partir de la 1982-1983 eso cambió. Logró un empate a uno con tanto del 'polilla' Da Silva, y eso dio inicio a un pequeño cambio de tendencia que se mantiene hasta la actualidad.

De hecho, la primera victoria allí llegó en enero de 1991 gracias al gol de Onésimo que valió un 0-1 y romper el maleficio. Triunfos que se repitieron, con mayor contundencia, en 2001 y en 2004 con sendos 1-4; el primero de ellos en una exhibición de Tote, que hizo triplete en una goleada que completó Cuauhtemoc Blanco; el segundo, con doblete de Losada y tantos de Jesús Sánchez y Óscar González.

Los precedentes más inmediatos son esos tres empates. 

Existen también duelos en competición copera aunque con malos resultados ya que de los cinco partidos celebrados en Bilbao cuatro han sido derrotas y uno empate, en la ida de los octavos de final de la 88-89, una edición que acabó con el Pucela en la final. También final, aunque 30 años antes, la que disputaron el Athletic Club y el Real Valladolid en el año 1950 y que finalizó con victoria de los vascos en Chamartín, con cuatro goles de Zarra por uno de Coque.