scorecardresearch

Una vocación universal y humana

SPC
-

La Fundación Eusebio Sacristán recibe el Premio Castilla y León de Valores Humanos y Sociales, y el escritor Juan Manuel de Prada, el de las Letras

Una vocación universal y humana

Los Premios Castilla y León 2021 completaron ayer la lista de galardonados tras darse a conocer las dos últimas categorías pendientes: Letras y Valores Humanos y Sociales. En el primer caso recayó sobre el escritor Juan Manuel de Prada, mientras que en el segundo sobre la Fundación Eusebio Sacristán. El jurado acordó, por unanimidad, concederle a Juan Manuel de Prada este galardón por «su amplia obra, su dominio del lenguaje y su proyección nacional e internacional, reflejo de una creación literaria universal». El jurado también resaltó «la faceta metaliteraria, muy posmoderna, tanto en la relectura de las vanguardias, como en el reciclaje de diversos materiales literarios».

El escritor nacido en Baracaldo pero zamorano de adopción, reconoció en declaraciones a la Agencia Ical, que es «una alegría inmensa» recibir el Premio Castilla y León de las Letras, no solo por la «importancia» intrínseca del propio reconocimiento, sino también porque «contradice, aunque sea excepcionalmente, el veredicto evangélico de que nadie es profeta es su tierra». «Para mí es especialmente importante. Yo nací –o me nacieron– en Baracaldo (Vizcaya) pero toda mi infancia y toda mi juventud la viví en Zamora, sobre todo, y los años de Universidad, en Salamanca. Mi vínculo es con Zamora, donde está mi familia, y ahí terminaré estando yo, cuando pasen estos años. Es una alegría enorme», insistió tras conocerse ganador del galardón autonómico.

Contagiar la pasión

Por otra parte, el jurado del Premio de Valores Humanos y Sociales acordó, por unanimidad, concederle este galardón a la Fundación Eusebio Sacristán por «la innovación en el desempeño de diferentes herramientas para trasladar valores humanos y sociales, comunes en muchos ámbitos de la sociedad, y por su capacidad para implicar a todos los sectores, tanto colectivos como individuales». El jurado también quiso resaltar el hecho de que la Fundación que lleva el nombre del exjugador vallisoletano ha sabido «contagiar con pasión la idea de que el deporte y el uso del tiempo libre» es la mejor vía para la inclusión y la promoción social.

La institución consideró «un honor y un orgullo» que se reconozca su trabajo realizado para «ayudar a través del deporte el ocio saludable a las personas más vulnerables, especialmente a la infancia». El presidente de la Fundación, el también exjugador del Real Valladolid Alberto López Moreno, agradeció en nombre del patronato, del equipo y del propio Eusebio la recepción del premio, bajo el prisma de que siempre han «tratado de devolver a la sociedad lo que el deporte nos ha dado».