scorecardresearch
Cine

VENOM: HABRÁ MATANZA

viernes, 15 de octubre de 2021
Sinopsis oficial

En Venom: Habrá Matanza podemos ver cómo ese "matrimonio" empieza a desmoronarse. Aunque también hay cosas buenas. Eddie le ha dicho a Venom que puede comerse las cabezas de los tipos malos, y el simbionte está feliz por ello. Se ha apodado Protector Letal en su búsqueda de justicia zapándose a los malos. La carrera de Eddie también va bien, ya que le han concedido la última entrevista del asesino en serie Cletus Kasady.Pero aun así siguen tirándose de los pelos. Sus peleas aumentan hasta el punto de convertirse en una guerra frenética por averiguar quién echa a quién del apartamento y se queda con el cuerpo. Tanto Venom como Eddie están decididos en averiguar si de verdad necesitan al otro después de todo.

Crítica
Por Juana Samanes

Una incómoda alianza eso es lo que forman el periodista Eddie Brock y el simbionte Venom, que es una especie de parásito alienígena que anida dentro de él. Ambos regresan a la gran pantalla, tras el éxito de la primera entrega, en el año 2018, para enfrentarse a un impresionante malvado que, al igual que ellos, es  dual.

   El actor Tom Hardy no solo encarna a este hombre/monstruo sino que también se ha  involucrado en la producción de esta  historia de la factoría Marvel en colaboración con Sony. Precisamente fue quien  convenció al director Andy Serkis de que se pusiera en esta entrega detrás de la cámara, convencido de que un profesional de sus características iba a entender perfectamente el proyecto.  Serkis es muy conocido entre el público por ha trabajado con motion-capture (técnica de mapeado de movimiento para animación) encarnando a algunos de los personajes más recordados de los últimos 20 años, como Gollum de El Señor de los Anillos, Caesar de El Planeta de los Simios o Snoke de Star Wars.

   En esta  secuela el cineasta se ha enfrentado a dos retos importantes: ya no hay sorpresa ni en la dualidad que encierra el personaje protagonista ni tan siquiera en la comicidad que genera el "mal rollo" que tienen Brock y Venom mientras se ven obligados a convivir el uno con el otro. La solución argumental se ha resuelto en un largometraje con más acción, más violencia, y con un malvado más terrible, el asesino en serie Cletus Kasady, encarnado por un todo terreno como es Woody Harrelson, que está brillante y da la impresión de que disfruta mucho con su personaje. Así, Venom: Habrá matanza sin ser tan original como la primera, al menos consigue entretener.

  De hecho, lo más curioso es la entente a la que llegan Brock y Venom para intentar, otra vez, salvar el mundo, que se resuelve porque el humano lima las apetencias del simbionte al que deja comerse solo las cabezas (su festín favorito) de los malvados.

    Más oscura que la primera, Venom: Habrá matanza cuenta con efectos visuales muy correctos, que maneja muy bien Serkis, debido a que se ha pasado toda la vida participando en filmes donde ese apartado era muy importante. Como en la primera película Venom estaba muy bien diseñado, en esta entrega se ha dedicado más esfuerzo a la figura de su antagonista, Matanza, que se convierte en un ser asimétrico que cambia de forma continuamente, frente a Venom que tiene apariencia de un forzudo jugador de rugby.

   Los aficionados a las historias gráficas tienen otra oportunidad de ver un relato muy simple pero que funciona  y donde no falta algún toque de humor como cuando se ríe de las nuevas generaciones, tan aficionadas a las fiestas de disfraces, y donde un infiltrado Venom se convierte en "el rey de la pista".

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Duración: 97'
Director: Andy Serkis
Reparto: Tom Hardy, Michelle Williams, Naomie Harris, Reid Scott, Stephen Graham y Woody Harrelson
Género: Fantasía
Nacionalidad: Estados Unidos de América
Año: 2021
+16
Portada El Dia de Valladolid