El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Feria del Libro

Fermín Herrero y Fernando del Val y el lenguaje "alternativo" de su poesía

Ical - sábado, 5 de mayo de 2012
Los poetas Fernando del Val (C) y Fermín Herrero (I), con el periodista César Combarros presentan su participación en el ciclo literario 'Cuando la feria duerme' - Foto: Ical

El soriano Fermín Herrero y el vallisoletano Fernando del Val, a los que separan varias generaciones, abordaron la esencia de la poesía que definieron con un acto de fe, similar al religioso, en el que los creadores se preguntan de forma constante qué es la poesía, lo que motiva sus creaciones, en las que se descodifica la realidad mediante un uso “alternativo” del lenguaje. También, ambos coincidieron en las pocas posibilidades que tiene el libro electrónico para que la lírica deje de ser un arte minoritario.

Carnero y Del Val participaron ayer en un encuentro previo a ‘En el principio fue poesía’, que se celebra dentro del ciclo ‘Cuando la feria duerme: confidencias literarias en Castilla y León’ en la 45 edición de la Feria del Libro de Valladolid. En conversación con el periodista César Combarros, el soriano Fermín Herrero y el vallisoletano Fernando del Val abordaron el significado de la poesía como creación literaria, que en palabras del Premio Cervantes Antonio Gamoneda es el “único acto creativo realmente libre que existe en la actualidad”.

Herrero destacó la importancia de oír la poesía debido a que se encuentra del circuito comercial y sostuvo que es “realmente todo”. A esta conclusión ha llegado tras escribir unas 140 páginas, con una docena de citas cada una, sobre qué es. Por ello, apostó por escribir para saber en que consiste. Del Val, sin embargo, aseguró que antes tenía claro lo que era, si bien ahora reconoció estar “muy perdido”. No obstante, dejó claro que es todo aquello que se aleja del realismo y de lo evidente.

Asimismo, el poeta vallisoletano expuso que la labor del poeta es descodificar la realidad mediante un uso alternativo y compartió la necesidad de plantearse interrogantes sobre la poesía. Sobre esta idea, Fermín Herrero reconoció que esta creación se encuentra al margen de la industria comercial, aunque advirtió de que nunca antes se había leído tanta poesía en España como ahora. Explicó que a un poeta siempre le interesará más donde colocar un adjetivo que hablar ante 1.000 personas.

Por tanto, Herrero, afincado desde hace años en Valladolid, aseguró que tiene una vocación “minoritaria” de partida. Sin embargo, afirmó que un novelista no muy conocido, que escriba bien, tampoco es más leído que un poeta. Sobre la crítica, aseguró que confía en que quien valora una creación sea un experto, aunque indicó que cada vez quedan menos que se dediquen específicamente a la poesía. Al respecto, Del Val admitió que se han perdido los “cánones”.

También, los dos poetas aseguraron que leer y acercarse a otros creadores, con una técnica diferente, le sirve para avanzar en el dominio del género. Fermín Herrero afirmó que él intenta eliminar las metáforas en su poesía y aseguró que trata de no utilizar los recursos poéticos. Por el contrario, Fernando del Val huye del realismo y de lo patente para adentrarse en el mundo creativo que le permite la métrica.

Libro electrónico. Sobre la implantación del libro electrónico, Herrero indicó que será un “bluff” y señaló que cuanto más ataque a la literatura convencional “mejor” le irá a la poesía. Un arte que goza a su juicio de una “mala salud de hierro”. También, Fernando del Val indicó que el ‘e-book’ no es para lectores y aseguró que cómo ha llegado se “irá”. En su opinión no tiene “utilidad” y rechazó los avances que hacen para acercarse a un libro en papel, un “clásico” que sobrevivirá. Así, lo comparó con una dentadura “postiza”.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol