El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Villanubla simula un accidente área de una avión comercial

D.V. - viernes, 30 de noviembre de 2018
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Más de 150 personas participan en un simulacro de accidente aéreo con pasajeros en Villanubla

Más de 100 personas de distintos colectivos y 50 figurantes han participado este viernes en un Simulacro General de Accidente Aéreo de aeronave civil en las instalaciones de Aena en Villanubla (Valladolid).

El simulacro, organizado por la Base Aérea de Villanubla y el Aeropuerto de Valladolid de acuerdo con la normativa de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) y los planes de Emergencias de la Base Aérea abierta al tráfico civil y de Autoprotección de Aena.

El ejercicio ha consistido en la simulación de un accidente aéreo de una aeronave civil con pasajeros y se ha llevado a cabo con todos los medios materiales y personales de ambas entidades, así como con servicios y medios de organismos externos.

El objetivo ha sido, según han señalado fuentes de Aena en un comunicado recogido por Europa Press, "comprobar y evaluar los procedimientos de actuación y coordinación establecidos en el Plan de Autoprotección de la Base Aérea y del Aeropuerto de Valladolid, así como analizar la eficacia de los mismos, los tiempos de respuesta y el grado de conocimiento e integración de todos los colectivos implicados en la atención a un accidente aéreo".

El simulacro, en el que también han intervenido medios sanitarios y de emergencia de Valladolid, ha contado con la participación de más de 100 personas y se ha realizado en un horario determinado con objeto de no entorpecer el funcionamiento normal de la Base Aérea y del Aeropuerto.

El simulacro, que ha arrancado a las 8.30 horas, ha tenido como supuesto el accidente de una aeronave civil con 160 personas a bordo.

Todo comienza cuando la aeronave sufre un impacto con una bandada de pájaros en su fase de aproximación al Aeropuerto, lo que provoca importantes daños en el avión y la tripulación declara emergencia.

En este momento, el Aeropuerto se encuentra en condiciones instrumentales, con nubosidad por niebla residual, viento cruzado de norte y pista mojada. Debido la compleja situación, el avión se sale de pista en la maniobra de aterrizaje.

FIGURANTES

Se produce entonces un accidente en el que el fuselaje de la aeronave se separa en dos partes con incendio de la parte principal delantera. La simulación de los restos del accidente se realiza mediante el empleo de dos autobuses de la Base Aérea, en los que se encuentran figurantes que simulan ser heridos, tripulación y fallecidos.

En total han participado 50 figurantes, incluidos los familiares de las víctimas.

Para alcanzar un mayor realismo, en este ejercicio se emplea humo artificial y fuego real controlado en la zona del accidente, mediante el material disponible para ello en la Base Aérea.

Durante el ejercicio se lleva a cabo la gestión completa de una emergencia, desde la fase de alerta, pasando por la de emergencia y finalizando en la de recuperación de la operatividad.

En el simulacro se evalúa la creación y participación de los Puestos de Mando Principal y Avanzado, de los Grupos de Acción, de las Salas de atención a familiares, ilesos y prensa en el Aeropuerto, y la coordinación de todo el personal y medios implicados en el simulacro.

Este supuesto de emergencia simulado, obliga a activar el Plan conjunto de Emergencia y Reacción de la Base Aérea y del Aeropuerto (PLEMER), y a poner en marcha todas las medidas oportunas para afrontar una situación de estas características, movilizando tanto a colectivos internos de la Base Aérea y del Aeropuerto, como a colectivos de organismos externos, incluyendo la simulación de la posible activación, por la magnitud del accidente, del Plan Territorial de Protección Civil de Castilla y León (PLANCAL).

En este sentido, las Bases Aéreas y los aeropuertos de Aenam han recordado, deben contar con su propio Plan de Emergencias Aeronáuticas (PLEMER), que se elabora con el propósito de minimizar las consecuencias que se puedan producir, en caso de accidente aéreo, dentro del área de movimientos del Aeropuerto y en las zonas de sobrevuelo de las aeronaves en sus operaciones de aterrizaje y despegue.

Su finalidad se centra en la protección de vidas humanas y bienes, así como en la continuidad o restablecimiento de la operatividad aeroportuaria.

Con este ejercicio, la Base Aérea abierta al tráfico civil y el Aeropuerto cumplen con la normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) y con lo establecido en el Real Decreto 862/2009, de 14 de mayo, del Ministerio de la Presidencia, respecto a la planificación de las emergencias en los aeropuertos.

Además de los propios servicios y efectivos de la Base y del aeropuerto, han participado otros organismos, instituciones y entidades externas, como la Delegación del Gobierno en Castilla y León, la Delegación Territorial de la Junta en Valladolid, Emergencias Sanitarias de Castilla y León, Cruz Roja, Ayuntamiento de la capital y su servicio de Extinción de Incendios, Juzgado de Guardia, Instituto de Medicina Legal, Colegio de Psicólogos de Valladolid, Cuerpo Nacional de Policía, Guardia Civil y Policía Municipal de Valladolid.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Villanubla simula un accidente área de una avión comercial
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD