El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

20 de septiembre de 2018

España se reivindica con un festín goleador

SPC - miércoles, 12 de septiembre de 2018
España se reivindica con un festín goleador - Foto: Morell
La selección muestra su versión más arrolladora ante la subcampeona mundial, Croacia

La selección firmó ayer una victoria de prestigio tras una espectacular goleada por 6-0 ante Croacia, en un gran encuentro coral de los pupilos de Luis Enrique, entre los que destacó la figura de Marco Asensio, que firmó su mejor actuación con la camiseta nacional. Esta España es otra España. No hay dudas después de asaltar Wembley y golear a la vigente subcampeona del mundo.

Ambas escuadras desplegaron una presión muy adelantada en los primeros compases del partido, aunque fueron los hombres de Zlatko Dalic los que daban más sensación de peligro. Sin embargo, la lesión de Vrsaljko, a los 20 minutos, fue un alivio para la Roja, ya que las galopadas del lateral diestro habían puesto en apuros a la zaga local.

Sin la presencia de Thiago en la medular, la gestación de juego español fue más directa, sin largas posesiones, y con Asensio con libertad para moverse por todo el campo, aunque fue Saúl el que abrió el marcador, al igual que hizo el pasado sábado en Londres. Un sensacional centro desde la banda con el exterior de Carvajal encontró un imperial cabezazo picado del jugador ilicitano que provocó el delirio en las gradas del Martínez Valero.

El combinado nacional ganó en aplomo y seguridad tras el tanto. Asensio, que había pecado de cierto individualismo en sus acciones, puso la puntilla a Croacia en apenas dos minutos con dos disparos lejanos. El primero, tras recuperar un balón en el balcón del área y el segundo, tras una diagonal que acabó con un lanzamiento desde la frontal que se estrelló en el larguero y posteriormente en la espalda del meta croata para subir al marcador la tercera diana de la Roja, que se reivindicaba ante toda una subcampeona mundial.

Si Croacia albergaba alguna esperanza de meterse en el partido tras el paso por los vestuarios, su adversario la borró de un plumazo, ya que nada más reanudarse el duelo una gran asistencia de Asensio dejaba a Rodrigo solo ante el meta Kalinic y el valencianista no perdonó.

desatados. España estaba desatada ante un rival hundido. La fortaleza de Busquets, la varita mágica de Isco y el desparpajo de Ceballos dejaron sin opciones a Croacia. Para colmo, el quinto no tardó mucho en llegar. En esta ocasión fue Sergio Ramos, que marcó en un córner botado por Asensio. El capitán del Real Madrid no falló en una de sus especialidades, antesala del 6-0, obra de Isco, que también se apoyó en la inspiración de su ‘brother’ para zanjar el triunfo de un equipo que recordó sus mejores tiempos: el fútbol de salón, los goles y el estilo que hace ocho años le dio la estrella que luce en la camiseta.


Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol