El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

José Delfín Val toma "abrumado" el testigo de Teófanes Egido

D.V. - jueves, 11 de octubre de 2018
José Delfín Val toma "abrumado" el testigo de Teófanes Egido
El periodista y escritor José Delfín Val Sánchez ha sido nombrado este jueves como cronista oficial de la ciudad de Valladolid

El periodista y escritor José Delfín Val Sánchez ha sido nombrado este jueves como cronista oficial de la ciudad de Valladolid, en un acto en el que se ha confesado "abrumado" por esta designación y en el que ha recogido el testigo de manos de su predecesor, Teófanes Egido, que lo ha sido durante los últimos 17 años, informa Europa Press.

En el acto, presidido por el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, ha ejercido como 'padrino' el etnógrafo Joaquín Díaz, que ha glosado las figuras de ambos cronistas y ha incidido en que el encargado de esta tarea "no es un mero relator o descriptor" de los hechos sociales y la historia de la ciudad, sino un "guía" que aporta a los ciudadanos los datos para formar una opinión.

El nuevo cronista ha sido el último en tomar la palabra en este acto, y lo ha hecho con un discurso en el que se ha reconocido "abrumado" por esta designación que recibe de los concejales de la Corporación municipal tras la orden acordada en el Pleno municipal celebrado el pasado 27 de julio.

Val Sánchez ha querido recordar a sus predecesores en el encargo, entre los que ha destacado a Matías Sangrador, José Zorrilla, Emilio Ferrari, Casimiro González García-Valladolid, Narciso Alonso Cortés, Francisco Mendizábal, Luis Calabia y Teófanes Egido.

El nuevo cronista ha apuntado que Sangrador es el primero que figura oficialmente como tal, pero ha querido recordar que existen referencias de un personaje de la sociedad vallisoletana, Rodrigo Verdesoto, que en el siglo XVI recopilaba los sucesos más importantes de la ciudad, en una labor que Del Val considera un "embrión" de la profesión periodística que entonces no existía.

Verdesoto contaba con una intención periodística "muy avanzada" para ese tiempo, como Val Sánchez considera que demostró al ser "el único cronista" que anotó la muerte de Cristóbal Colón en Valladolid, pues se trataba de un personaje que en su momento no tenía una gran relevancia social, al ser "un tanto incómodo" para la Corte.

José Delfín Val, nacido en Salamanca en 1940, ha sumado a su discurso el recuerdo de un artículo que escribió en torno al año 2000 en el que rememoraba el edificio de la calle Platerías en el que se ubicaba la pensión en la que vivió durante sus dos primeros años en la ciudad, que no contaba con las mejores condiciones de habitabilidad, algo que no impidió que el joven Val Sánchez se quedara en Valladolid. "La ciudad me ganó", ha reconocido el cronista.

Val Sánchez desarrolló así su carrera profesional en la capital vallisoletana desde 1961, cuando se integró en la redacción de Televisión Española primero y, después, en La Voz de Valladolid, emisora que dio origen a la actual Radio Nacional de España, donde permaneció como locutor hasta su jubilación.

Posteriormente ha publicado numerosos libros de gran variedad temática, con peso importante del folklore o de la Semana Santa de Valladolid, al tiempo que ha sido merecedor de diversas distinciones y premios, y es académico de la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción de Valladolid.

El nuevo cronista ha tenido también palabras de especial cariño para su predecesor, Teófanes Egido, a quien irónicamente ha definido como un "ser superior" ya que además de sus conocimientos "universitarios y universales" tiene "capacidad de perdonar los pecados", ya que pertenece a la orden de los carmelitas descalzos.

Egido ha explicado que, después de 17 años como cronista, tras el nombramiento entonces acordado por PP, PSOE e Izquierda Unida, ha considerado que era la hora de cesar y ceder el relevo de este cometido, pues es partidario de "compartirlo con otros".

De hecho, ha bromeado con que al haber cesado ha podido tener el "gusto" de conocer a su sucesor, algo que otros cronistas que fueron vitalicios y fallecieron en ejercicio del cargo. Asimismo, ha considerado que Val Sánchez está "dotado para el oficio" y es una buena elección.

Por su parte, Óscar Puente ha subrayado el "peso" que ha tenido Egido como cronista en los últimos años para ayudar a construir una "identidad cultural" de Valladolid, en una época en la que se han escrito "páginas de honor" de la ciudad que han ayudado a sus habitantes a sentirse "orgullosos del paisanaje".

El propio Egido ha rememorado algunos de esos acontecimientos que ha vivido y datado en los últimos años, como la llegada de la Alta Velocidad en 2007, los fallecimientos de Miguel Delibes y Eloísa García de Wattemberg, o las conmemoraciones de los aniversarios de la Casa Consistorial, la muerte y nacimiento de José Zorrilla y de la muerte de Cristóbal Colón.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD