El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

23 de septiembre de 2018

CSIF pide pistolas eléctricas y esprays para los policías

D.V. - martes, 11 de septiembre de 2018
Un agente de la Policía Local, regulando el tráfico en el centro de Valladolid. - Foto: J. Tajes
El sindicato condena la agresión de Las Viudas, segunda que sufren agentes locales de Valladolid en una semana

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) denuncia una nueva agresión a dos policías locales de Valladolid con diversos golpes, ocurrida en la noche de este lunes, después de pedir la identificación a una persona en la calle Ebro del barrio de Las Viudas. El sindicato independiente recuerda que hace unos días ya alertó de las agresiones que están sufriendo los agentes locales de Valladolid, como la ocurrida en la madrugada del día 4, que acabó con un agente atendido en el hospital con rotura del tabique nasal y una fuerte hemorragia, tras intentar mediar en una pelea entre dos jóvenes. CSIF, en una nota de prensa recogida por este periódico, insta al Ayuntamiento a tomar medidas y a dotar de los recursos y material necesario a la Policía Local para impedir estos ataques y poderse defender, ante ciertas actuaciones de personas que no respetan la autoridad. Hubo tres policías heridos, uno de los cuales sigue hospitalizado.

En esta ocasión, una persona se negó a identificarse ante el requerimiento de los agentes, al observar que tenía una serie de enseres en la acera, y un grupo de personas acudieron en ayuda del individuo, según recuerda CSIF, que pide mayor formación en materia de autodefensa, la compra de pistolas eléctricas Taser o espray de gas pimienta, que posibilitan el control de estos altercados violentos con mayor seguridad para los agentes y el mínimo uso de la fuerza.

CSIF exige que el Ayuntamiento de Valladolid que se persone como acusación cuando se produzca una agresión a un policía local, y que habilite los mecanismos necesarios para que “estos agresores, individuos aislados que no representan a colectivo alguno y con nulo respeto para los agentes de la autoridad y los garantes de la seguridad, asuman las responsabilidades oportunas, pues no se puede exigir del sistema todo tipo de derechos y no cumplir con las obligaciones elementales”.

"Esta última agresión se ha producido en un barrio conflictivo, en el que otros empleados públicos tienen que ser escoltados y protegidos, precisamente, por la Policía Local, mientras realizan su trabajo. Es el caso, por ejemplo, de los trabajadores del servicio de limpieza, que reciben insultos y otras amenazas", añaden desde el sindicato, que traslada "todo el apoyo y solidaridad a los dos últimos agentes agredidos".


Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol