Cerca de la machada

D.V. - lunes, 28 de enero de 2019
Cerca de la machada
El Carramimbre CBC Valladolid, sin Gantt y Hayes, compitió de tú a tú y peleó hasta la última posesión, pero terminó sucumbiendo ante el Betis, que sumó su 17ª victoria consecutiva, estableciendo una marca para la historia de la LEB Oro

El Carramimbre CBCV, sin dos puntales, como Gantt y Hayes, compitió hasta el final y sucumbió ante un Real Betis (88-83) que va como un tiro hacia la ACB y que estableció un récord histórico en la LEB Oro con 17 triunfos consecutivos. Los de Paco García, después de cuatro victorias seguidas, caen por primera vez este año.

Sin complejos ni nada que perder, el cuadro vallisoletano demostró desde el salto inicial que ni el escenario ni el rival eran suficientes para capitular sin ofrecer resistencia. Sustentados en el juego interior, los vallisoletanos mantuvieron el pulso anotador de los béticos merced a la buena labor de Sergio de la Fuente y de Jubril Adekoya. Las torres visitantes pintaron la zona de carmesí e impusieron su ley, pero el Real Betis respondió desde la larga distancia. Unos dominaban el juego exterior, otros el interior y el encuentro se mantuvo igualado hasta la recta final del primer periodo (12-12). Con el paso de los minutos, los de Curro Segura comenzaron a desarbolar el perímetro carmesí y consiguieron anotar un total de seis triples en un cuarto inaugural que se decidió por el acierto desde la larga distancia de los locales (28-22).

Un parcial de 7-1 de salida en el segundo periodo obligó a Paco García a pedir un tiempo muerto evitar que los sevillanos se despegasen en el marcador (35-23). Y las palabras del técnico vallisoletano ejercieron un efecto inmediato. El Carramimbre comenzó a defender a un altísimo nivel y a leer los ataques de los locales para fraguar la reacción. La buena labor en la pintura continuó (nueve rebotes en ofensivos en este cuarto) y las ardillas apretaron en las posesiones finales para llegar al descanso con todo por decidir en la segunda parte (43-39).

Durante los primeros veinte minutos, el Carramimbre había demostrado que podía competir de tú a tú contra el todopoderoso Real Betis en su feudo, pero tras el descanso quedó patente que no solo podía plantar cara, sino que sus opciones de victoria eran muy reales. El nivel defensivo del segundo periodo continuó en el tercero y además acompañó el acierto exterior, lo que permitió empatar la contienda (49-49), merced a un triple de Jonatha Kazadi y otro de Álex Reyes.

Después de haber peleado para mantener vivo el partido, el Carramimbre CBCV se encomendó a su capitán, Sergio de la Fuente, para meter el miedo en el cuerpo a la parroquia local. Por primera vez desde el cuarto inaugural, el conjunto vallisoletano se puso por delante (64-65) merced a la inconmensurable actuación del ala-pívot vitoriano. De hecho, los pupilos de Paco García llegaron a gozar de una ventaja de cuatro puntos, su máxima del partido, aunque el encuentro llegó al último asalto con empate técnico (68-68).

Los vallisoletanos, que habían aguantado el tipo durante todo el choque, salieron algo desconectados en el cuarto periodo, circunstancia que aprovecharon los béticos para subir todavía una marcha más y volar hasta los 12 puntos de ventaja.

La diferencia, aunque parecía definitiva en ese momento, no impidió que el Carramimbre, en su enésima demostración de pundonor y sacrificio, se colocase a siete puntos a falta de un minuto y tres abajo cuando solo restaban 20 segundos. La machada, no obstante, no se culminó y los sevillanos sentenciaron desde la línea de personal para entrar en la historia de al LEB Oro y derrotar a un equipo, el vallisoletano (88-83), que no solo demostró que puede competir en todo un San Pablo contra todo un Real Betis, sino también discutió la victoria.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD