El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

SOCIEDAD

Apecyl afirma que la falta de ayudas a la eólica será la puntilla del sector

R. GRIS - lunes, 24 de febrero de 2014
El sector eólico está atravesando malos momentos debido a la falta de ayudas por parte del Gobierno.
La provincia tiene siete parques eólicos en funcionamiento con una potencia superior a los 250 megavatios y otros nueve con la autorización administrativa esperando comenzar las obrascomenzar las obras

Según la memoria de la propuesta de orden sobre el nuevo marco retributivo para el régimen especial (renovables, cogeneración y residuos) remitida a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), los parques eólicos anteriores al año 2005 dejarán de percibir las ayudas correspondientes a la producción de energía renovable, lo que para la Asociación de Promotores de Energía Eólica de Castilla y León (Apecyl) supondrá «la puntilla» para el sector. Se da la circunstancia de que en la provincia vallisoletana no existe ninguno tan antiguo, pero el secretario general de la asociación, Eugenio García, destacó que todos los parques «se verán afectados porque a todos se les aplica la reforma».


En este sentido, desde Apecyl indicaron que todos los parques tendrán una reducción notable de los complementos recibidos, lo que puede ocasionar que muchos de ellos dejen de ser rentables. En el caso de Valladolid, existen siete parques eólicos distribuidos por la provincia.


Se trata de los parques San Lorenzo A y San Lorenzo B, ubicados en Torrelobatón, Barruelo del Valle, Castromonte, Torrecilla de la Torre, San Pelayo y Peñaflor de Hornija, que disponen de 47 molinos con una potencia de 88 megavatios.


Además, también están en funcionamiento los denominados San Lorenzo C y D, que suman 33 aerogeneradores y 62 megavatios. Están situados también en los Torozos, concretamente en Castromonte, Peñaflor y Torrelobatón, y están promovidos por la empresa Govade.


Los parques Peñaflor III y Peñaflor IV generan cerca de 100.000 kilovatios gracias a sus 60 generadores. Por último, en el término municipal de Medina del Campo se ubica el parque Las Traperas con una potencia de 9.900 kilovatios y seis generadores.


Además, en la provincia cuenta con autorización administrativa para su construcción otros nueve parque eólicos, pero la crisis y la falta de ayudas han hecho que no se comience su construcción. Uno de ellos es El Páramo en Ciguñuela, que tendrá tres aerogeneradores, con 2.400 kilovatios de potencia total. Como no podía ser de otra forma, la zona de Torozos es la que más parques pendientes tiene por ejecutar. Se trata de Torozos 1, 4, 6 y 7, ubicados entre Castromonte, Barruelo del Valle, Torrecilla de la Torre, Villasexmir, Torrelobatón, Castrodeza, Berceruelo, Vellilla y Velliza.


En total serán 58 aerogeneradores, cada uno con 2.000 kilovatios. Por otra parte, Iberdrola, además de Peñaflor III, tiene autorización para construir otros cuatro parques, con una potencia conjunta de 131,2 megavatios.


García destacó que muchos de los parques que están ahora funcionando comenzarán a tener problemas de financiación debido a que su rentabilidad «caerá» al no poder contar con las ayudas que ahora mismo sí perciben por parte del Gobierno.


Además, el responsable recordó que Castilla y León es una de las «pocas comunidades» que tienen vigente la denominada Ecotasa y, por ello, el secretario de Apecyl teme que algunas «no podrán soportar» la nueva situación e «incurrirán en pérdidas», temiendo que pueda llegarse al cierre.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD