Sindicatos anuncian movilizaciones en el concurso de pinchos

D.V. - jueves, 25 de octubre de 2018
Concurso nacional de Pinchos y Tapas. - Foto: Rubén Ortega
UGT y CCOO protestarán por lo que interpretan como un "boicot" de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería a la implantación del convenio. La APEH amenaza con demandarles por las «difamaciones»

 Los sindicatos UGT y CCOO han anunciado movilizaciones durante la celebración del 5 al 7 de noviembre del XIV Concurso Nacional de Pinchos y Tapas y del II Campeonato Mundial de Tapas de Valladolid como protesta por la actitud "infantil" de "boicot" a la implantación del convenio colectivo firmado el pasado mes de abril y que afecta a 10.000 trabajadores y cerca de 8.000 empresas. 
  Así lo han anunciado este jueves los representantes de ambas organizaciones, que han acusado a la presidenta de la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería (APEH), María José Hernández, y a la responsable del Departamento Jurídico y Fiscal, María Ángeles Aller, de "secuestrar" el acta constitutiva de la mesa negociadora, documento sin el cual no se puede registrar el convenio, como forma de "entorpecer su entrada en vigor". 
  En declaraciones recogidas por Europa Press, Marcos Gutiérrez, del sindicato Comisiones Obreras, ha mostrado una fotografía del acta constitutiva de la mesa negociadora, la cual presentaba, según ha defendido, un error en uno de los nombres, por lo que quedó bajo la custodia de las dos representantes de los hosteleros para su subsanación, si bien desde entonces "se niegan a entregarla con diferentes excusas", lo cual impide que se pueda aplicar este convenio acordado en abril con la oposición de APEH, lo que sin embargo no impidió su firma por contar con el visto bueno de la mayoría de la parte patronal por el apoyo al mismo de los representantes de los hoteles de la provincia. 
  Ante esto, Gutiérrez ha censurado la actitud "infantil" de los hosteleros al utilizar una "argucia" para "tratar de salirse con la suya", algo que los sindicatos no están "dispuestos a permitir", al tiempo que han descartado la posibilidad de una negociación nueva, pues defienden la validez de lo ya firmado, cuya vigencia no expiraría hasta 2022. 
  Por parte de UGT, Héctor Yagüez ha asegurado que en su trayectoria como representante sindical "jamás" se había topado con que la parte empresarial "niegue que estuvo allí" y ha advertido de que "el acta no es posesión de quien la custodia, sino de la mesa negociadora". 
  Ante esto, los sindicatos han amenazado con presentar una demanda civil, además de recurrir a otras instancias como la Inspección de Trabajo o el Servicio de Relaciones Laborales (Serla), contra Hernández y Aller por su negativa a entregar el acta, si bien su deseo es "que sea la propia mesa negociadora" la que la interponga. 
  En este sentido, Luis Sáenz, también de Comisiones Obreras, ha advertido de que junto con la cantidad que cada trabajador ha dejado de percibir en el tiempo en que no se ha aplicado la subida salarial contenida en el convenio --entre 29 y 45 euros al mes por trabajador--, reclamarán a la Asociación Provincial de Empresarios de Hostelería también unos intereses de demora del diez por ciento de lo adeudado.

MOVILIZACIONES "EXTREMADAMENTE" ACTIVAS. Asimismo, han anunciado movilizaciones "extremadamente activas" durante el certamen de pinchos que tendrían su foco más intenso en el entorno de la Cúpula del Milenio, donde se concentra la mayor parte de los actos relacionados con el concurso. 
  Marcos Gutiérrez ha lamentado el "daño a la imagen de la hostelería de la ciudad" que esta situación conlleva y ha advertido a los empresarios de que "no se merecen el desprestigio" que, a su juicio, provocan tanto María José Hernández como María Ángeles Aller. 
  Ante esto, los sindicatos han exigido la destitución de Aller o, en caso contrario, la dimisión de la propia presidenta de APEH, así como que el Ayuntamiento de Valladolid --a quien han agradecido su "ayuda y comprensión"-- asuma la organización completa del concurso. 
  Más duro ha sido Luis Sáenz, quien ha acusado a Hernández de desatender sus funciones de presidenta y dedicarse sólo a "cuestiones de postureo". Tras el inicio de las negociaciones el pasado mes de enero, se alcanzó un preacuerdo el 26 de abril que contó con el visto bueno de las dos representantes de los hosteleros, si bien éste fue rechazado en la asamblea de la asociación del día 27 por unanimidad, lo que lleva a los sindicatos a asegurar que "ni Hernández ni Aller creían en lo que firmaron", puesto que posteriormente "no lo defendieron ante los suyos y votaron en contra de él". 
  "Si no consiguió defender el acuerdo que había firmado entre los suyos, la presidenta debió haber dimitido", ha subrayado Sáenz, quien la ha acusado de ser "torpe o corta de mente" por haber apoyado inicialmente algo en lo que, según defendió luego, no creía, una actitud por la que el representante de CCOO considera que "no tiene honor". 
  Asimismo, Luis Sáenz ha puesto en duda la validez de María José Hernández para presidir la APEH al no tener un establecimiento, pues según ha sostenido, el suyo "lleva dos meses cerrado" y "despidió a sus trabajadores el pasado 7 de octubre", después de algunos de ellos hubieran acumulado "atrasos" de salario. 
  "Esta asociación no puede ser presidida por quien no tiene un establecimiento", ha insistido el sindicalista, quien ha pedido que "deje de ofender a toda la hostelería de Valladolid y dejarla a los pies de los caballos". 

FUERA DEL ACUERDO. La respuesta de la asociación fue contundente, tachando de «falsas e injuriosas»  las acusaciones vertidas  por los sindicatos y anunciando que adoptara  «las medidas legales oportunas ante las difamaciones  vertidas», tal como consta en un comunicado recogido por este periódico, en el que se explica que «la decisión de no formar parte del acuerdo esta refrendada por la asamblea general de la APEH».
Fuentes de la asociación recuerdan que «no se encuentra representada  ni forma parte del acuerdo  suscrito  el 28 de marzo 2018 en el  Serla, entre  la asociación  de hoteles  y CCOO y UGT» y que se desvinculó de ese pacto desde el primer momento porque «beneficiaba  exclusivamente al sector de hospedaje y más concretamente a los hoteles  de mayor categoría».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD