Mañueco promete renovar el PP y reformar lo que no funciona

S. González - martes, 12 de febrero de 2019
El presidente autonómico del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco, y varios dirigentes más en el comité ejecutivo. - Foto: Miriam Chacón (Ical)
El candidato a la Junta califica al Partido Popular como un «antídoto» frente a los socialistas y Vox, a la vez que hace un llamamiento a «no dispersar el voto» el próximo 26 de mayo

El presidente autonómico del Partido Popular, Alfonso Fernández Mañueco, reclamó unir fuerzas desde el diálogo para llegar a «todos los rincones» de la Comunidad y garantizar así la victoria del PP, aunque advirtió que los «extremos no nos lo pondrán fácil» el 26 de mayo. El también candidato a la Junta insistió en que coje el testigo de Herrera, Lucas, Posada y Aznar con «humildad y emoción» para «ganar y gobernar» tras los comicios.
Mañueco, que apeló a la ayuda de todos para llegar «puerta a puerta» a todos los ciudadanos, garantizó una renovación en el Partido Popular para «reformar lo que no funciona y proteger lo que funciona» e hizo un llamamiento, de nuevo, a no fraccionar el voto si quieren que gobierne el PP a partir de las próximas elecciones. Asimismo, reiteró su compromiso de eliminar el Impuesto de Sucesiones como un beneficio para el empleo y para las empresas.
El dirigente popular situó a su formación política como «dique de contención» y «antídoto» frente a quien negocia con separatistas, como situó al PSOE, y a quienes quieren «desmontar» las autonomías en referencia a la apuesta por la recentralización de Vox.
En la clausura del comité autonómico, Fernández Mañueco alertó de los dos «riesgos» que ve ante las próximas elecciones y apuntó directamente al PSOE de Castilla y León y su candidato Luis Tudanca como un proyecto de «sumisión» de Castilla y León a los intereses de Sánchez para mantenerse en el Gobierno, pese a no tener apoyos ni en el Parlamento ni en la «calle», y a los que «pretenden defender España desmontando Castilla y León» en referencia a Vox.
A estos últimos les criticó su «doble miopía» por querer «tratar igual a la Comunidad que a Cataluña, cuando ha sido eficaz en la gestión» y porque «quitando competencias no gana España, sino Pedro Sánchez». Mañueco recalcó que el problema no es el Estado de las Autonomías, sino «políticos desleales» como Torra y Puigdemont.
A ello unió que Sánchez «quiere comprar el bienestar con el voto de los separatistas» para aprobar unos presupuestos que «marginan» a Castilla y León y aseguró que no lo van a «consentir», porque «ningún castellano y leonés puede dejar de recibir lo que le corresponde por derecho propio». En este primer “riesgo”, colocó el proyecto del líder socialista Luis Tudanca: «Su plan es una tierra sometida al interés de Sánchez, que no dé problemas, que no alce la voz».
El segundo «riesgo», según advirtió a sus compañeros, viene de los que «quieren desmontar Castilla y León», en una clara referencia a Vox, sin citarles, que supone una fuga de votos para el PP como señalan los sondeos.
Ante estos riesgos, Mañueco aseguró que «la mejor respuesta» y el «mejor antídoto» es el PP, tanto para «frenar» a los que «compran el voto de los que quieren romper España» como a los que quieren «dejar sin autogobierno» a la Comunidad.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD