El 'tapón administrativo' frena los nuevos regadíos

SPC - martes, 12 de febrero de 2019
Modernización de una balsa de agua para regadío en la provincia de León. - Foto: Carlos S. Campillo (Ical)
La presidenta de la CHD informó que, cuando se ha pasado el ecuador del Plan Hidrológico, tan sólo se ha invertido una cuarta parte en nuevas infraestructuras y apenas el 11 por ciento en modernización

El Plan Hidrológico del Duero 2016-2020 ha cumplido apenas un 30 por ciento de las inversiones previstas cuando acaba de superar el ecuador. Tan sólo se han ejecutado una cuarta parte de los nuevos regadíos comprometidos (72,3 millones frente a los 291,4 proyectados) en el documento, un dato que aún es peor si se miran las cifras relativas a la modernización de regadíos, que se queda en un mísero 11 por ciento (24,9 millones de los 231,2 planificados).
La organización agraria Asaja mostró ayer su «decepción» ante esta «desoladora» situación que dio a conocer la presidenta de la la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Cristina Danés, durante la celebración del Consejo del Agua de la Cuenca del Duero. Según el informe de seguimiento del Plan Hidrológico del Duero, «estamos hablando de que apenas se ha ejecutado un 25 por ciento de los nuevos regadíos previstos, en un momento vital para impulsar el sector agrario de Castilla y León, que está siendo frenado por la falta de compromiso y de financiación de las administraciones», lamentó el secretario de la opa, José Antonio Turrado.
Asaja ratificó el «consenso mayoritario» existente en la actualidad en las comunidades de regantes a favor de la modernización, y la búsqueda de financiación a través de acuerdos con la banca para llevar a cabo las obras. Por ello, la organización denunció que el «tapón administrativo» puede «dar al traste» con una oportunidad «vital» para el futuro de la agricultura en Castilla y León.
Precisamente, la consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, se ha quejado hace varias semanas de la escasa financiación prevista por el Ministerio para la modernización de regadíos. Marcos reconoció que le ha reclamado al ministro Luis Planas, tanto en público como en privado, la inclusión en los Presupuestos Generales del Estado de 33 millones de euros previstos en la planificación de regadíos. El proyecto de ley enviado por el Gobierno al Congreso no contempla esta cantidad, con lo que «se elimina la posibilidad» de inversiones de 175 millones, con lo que se puede perder la «senda de ejecución», explicó la consejera de Agricultura.
El dirigente de Asaja recuerda que el riego modernizado es “uno de los principales factores para fijar población y generar riqueza en el medio rural», además de procurar una estabilidad en los ingresos agrarios y mejorar las condiciones de vida de las familias agricultoras, factores que «no pueden ser ignorados por unas administraciones que dicen tener como prioridad absoluta el sostenimiento de la población en Castilla y León», según informa Ical.
Turrado, representante de la organización en el Consejo del Agua, lamentó la baja ejecución del Plan Hidrológico del Duero, que ya partió con una financiación «insuficiente», y que «ni siquiera está siendo aprovechada por la desidia de la administración». Asaja instó tanto al Ministerio de Agricultura como a la Consejería de Agricultura y Ganadería a que «colaboren y propicien la ejecución inmediata de estos proyectos de modernización y nuevos regadíos, aportando la financiación prevista y a la que se comprometieron cuando se aprobó el plan».

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD