La informática no entiende de edad en Santovenia

R.G.R - miércoles, 2 de enero de 2019
_24A6264.JPG - Foto: Jonathan Tajes
Esteban Paz González enseña informática de forma voluntaria a 20 personas de la tercera edad en Santovenia de Pisuerga. Comenzó a aprender nuevas tecnologías a sus 60 años

Una veintena de vecinos de la tercera edad de Santovenia de Pisuerga aprenden este curso informática todas las semanas  desde octubre hasta mayo. Consiguen sus diplomas después de ochos meses de esfuerzo. Algunos de ellos ni siquiera se habían sentado nunca delante de un ordenador, pero todos se van de vacaciones de Navidad al menos con unos conocimientos mínimos de informática. Gran culpa de ello la tiene el profesor, Esteban Paz González, que enseña de forma altruista a sus 85 años. 
Es un voluntario. Lo hace para que las personas de la tercera edad de su pueblo tengan la oportunidad de adquirir conocimientos básicos de informática y pueda aumentar sus habilidades en el manejo de los teléfonos móviles. El maestro reconoce que continuará impartiendo clases mientras su salud se lo permita. Lo dice emocionado al pensar que algunos de sus alumnos pueden manejarse «en el día a día de las nuevas tecnologías» y es gracias a este curso. 
Esteban Paz trabajó como empleado de banca durante toda su vida hasta que a los 60 años sufrió un derrame cerebral que le obligó a jubilarse de forma repentina. Una vez recuperado, los médicos que le atendieron le aconsejaron que se mantuviera activo, sobre todo mentalmente para continuar ejercitando el cerebro. Decidió en ese momento matricularse en la carrera de Informática en la Universidad Permanente Millán Santos. «Sabía desde el primer momento que no iba a acabar la carrera, pero quería adquirir conocimientos y mantenerme activo».
Posteriormente, se apuntó también a los cursos de informática que se impartían en algunos centros de mayores de la capital, a pesar de que lleva residiendo en Santovenia de Pisuerga durante los últimos 20 años. Le entró el gusanillo de estar entre teclados, ratones y pantallas y poco a poco llegó a la Presidencia de la Asociación de Voluntarios Informáticos (Avoma) y aprendió el manejo de varios programas de ofimática. 
A través de la Asociación Vallisoletana de Ayuda a la Ancianidad y la Infancia (Asvai) desarrolló varios cursos de voluntariado y, en su afán de mantenerse activo y tener algo que hacer cada día, también presidió la Asociación contra el Cáncer en Santovenia y se ha encargado de ofrecer conferencias en centros de personas de la tercera edad sobre el envejecimiento activo en la Comunidad, donde relata lo que a él le dijeron los doctores. «Lo importante es no parar». 
Hace cuatro años llegó a la oportunidad a través del Ayuntamiento de Santovenia de impartir clases de informática a las personas mayores del municipio. No lo dudó ni un momento. Se ofreció voluntario para compartir sus conocimientos de informática a todas las personas que lo necesitaran. Este ha sido su cuarto curso ya y un año más ha visto cómo se esfuerzan sus alumnos.

 

Más información en edición impresa

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD