Valladolid pierde cada día once trabajadores

O. Fraile - lunes, 31 de diciembre de 2018
Valladolid pierde cada día once trabajadores
El 'exodo' se ha ralentizado en el último año, pero el saldo es negativo desde el cambio de tendencia de 2010

En el año 2008, justo antes de que empezara la crisis económica, a Valladolid llegaban más trabajadores de los que salían de esta provincia. Concretamente, ese año vinieron 31.622 personas desde otros puntos de España, por las 26.073 que se fueron: un saldo positivo de 5.549 ciudadanos. Pero los datos posteriores demuestran que Valladolid perdió competitividad con la crisis respecto a otros territorios del país. En 2009 el saldo positivo se redujo y en 2010 ya fueron los mismos los que se iban y los que venían. En 2011 la provincia entró en saldo negativo y esa brecha no dejó de incrementarse en los cuatro años siguientes: -2.988 trabajadores en 2012, -4.007 en 2013, -5.330 en 2014 y -7.092 en 2015.
La falta de oportunidades obligó a muchos jóvenes a probar suerte en otras provincias. También en el extranjero. Y en mitad de esta tormenta económica Valladolid se convirtió en una provincia ‘exportadora’ de mano de obra, sobre todo a las grandes ciudades. Bien es cierto que en 2016 comenzó un nuevo cambio de tendencia, puesto que el saldo negativo empezó a remitir (-5.202). Y así lo ha confirmador el Observatorio de la Ocupaciones, dependiente del Ministerio de Trabajo, con la publicación del informe Datos básicos de movilidad, relativos al año pasado. En 2017 se fueron a trabajar fuera 34.652 personas, por las que 30.652 que llegaron. El saldo negativo ya está ligeramente por debajo de las 4.000 personas. Es decir, cada día se van de Valladolid una media de 95 personas, por las 84 que vienene.
La presidenta de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), Ángela de Miguel, valora la evolución positiva, pero reconoce que el hecho de que todavía exista saldo negativo demuestra que «hay mucho trabajo por hacer». Según ella, la ralentización de la salida de vallisoletanos demuestra que las empresas «tienen más capacidad de contratar», aunque llama a las administraciones a aplicar políticas a medio y largo plazo que consoliden el cambio de tendencia. «Igual que se hizo con el sector agroalimentario, por el que se apostó hacer 20 años y ahora es muy pujante», señala. La presidenta de la patronal apuesta por «políticas de inversión y de apoyo a los empresarios», como el abaratamiento del suelo.
También considera importante mejorar la comunicación para contar las bondades que tiene Valladolid como provincia para invertir. «Es lo que está haciendo CVE dentro del proyecto Invest in Cities porque lo que no se ve, no existe», señala.

 

Más información en edición impresa

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD