El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

El comercio confía en remontar en rebajas una mala primavera

Óscar Fraile - miércoles, 11 de julio de 2018
El comercio confía en remontar en rebajas una mala primavera - Foto: Jonathan Tajes
El retraso en la llegada del buen tiempo ha generado pérdidas de hasta el 30 por ciento en algunos negocios, sobre todo los de equipamiento personal

Pocas veces los comerciantes de la ciudad han recibido con tanta alegría el verano y el inicio de las rebajas. La atípica primavera, más fría de lo normal, ha resultado una auténtica ruina para buena parte del este sector. Por ejemplo, todas las tiendas de ropa que a partir del mes de abril empezaron a poner en el escaparate ropa de temporada. Camisetas de manga corta, pantalones cortos y, los más osados, algunos bañadores. Una oferta que contrastaba con la primavera más fría en Valladolid desde el año 2007, marcada por las abundantes precipitaciones. ¿Consecuencia? Los clientes han retrasado la compra de ropa de verano. «La temporada de primavera ha sido muy mala, sobre todo en el sector del equipamiento personal, que es el mas vinculado con las rebajas», asegura el secretario general de la Asociación Vallisoletana del Comercio (Avadeco), Luis del Hoyo. Tanto es así que las pérdidas en estos negocios van desde el diez al 30 por ciento.
Puede que estos antecedentes también hayan contribuido a que los primeros días de las rebajas hayan sido mejores que el año pasado. Al fin y al cabo, lo que ha hecho una primavera tan fría es retrasar la demanda de estos artículos. Y eso se está notando ahora. «Han empezado bien  y tenemos la sensación de que este mes de julio puede ser positivo en términos generales», añade Del Hoyo, quien cifra entre un tres y un cinco por ciento la previsión de aumento de ventas en las rebajas de verano. «Los comercios tienen un enorme stock en los almacenes», sostiene. Según él, «recuperar la campaña será  imposible», pero Avadeco confía en que este periodo permita «al menos hacer frente a los pagos y seguir manteniendo los negocios».
Y en ello no tiene que ver solo una primavera fría. Hay otros otros factores, mucho menos coyunturales. Por ejemplo, la creciente competencia de Internet y la liberalización de las rebajas. Del Hoyo va más allá y hace referencia a los «bajos salarios y la incertidumbre política».
La Federación de Comercio y Servicios de Valladolid coincide en el análisis. «El mal tiempo hasta bien entrado junio ha lastrado las ventas esta primavera en el pequeño comercio, junto al auge del comercio electrónico, el desequilibrio entre los distintos formatos comerciales, el cambio de hábitos del consumidor y  la liberalización de los periodos de rebajas», señalan desde la Federación. La previsión es que los diez primeros días de este periodo sean los mejores para el comercio, especialmente este fin de semana, con descuentos que irán desde el diez al treinta por ciento al principio para llegar al 70 por ciento en segundas y tercera rebajas.
Un simple paseo por las tiendas sirve para contrastar que la sensación tras los mostradores es la misma. Nines, de la tienda Guante Varadé reconoce que la primavera «ha sido mala», y hacer referencia al «daño que hacen los centros comerciales», sobre todo cuando hace mal tiempo y la gente se refugia en ellos. «Con las rebajas sale algo más, pero está todo muy parado, cuando vas a las tiendas ves que tienen cantidad de ropa», añade. Además, añade que ya no se da la «avalancha» de clientes que había antes de que se liberalizaran las rebajas.
Cristina Lázaro, de la tienda de ropa Piel de Toro, también confirma que la lluvia de la primavera ha hecho mucho daño. «A nosotros nos ha salvado que teníamos algo de manga larga, pero es cierto que se ha vendido menos», dice. Por su parte, xxx de la tienda Mucai, dice que la primavera ha sido «un desastre», por eso han decidido adelantar las rebajas. «La gente venía a mirar, pero no compraba, así que adelantamos las rebajas y comenzó el goteo de clientes», explica. No obstante, hay comercios a los que les ha ido bien, quizá los que no dependen tanto de la meteorología. En O Bag Store, tienda de bolsos y accesorios, hacen un «buen balance» respecto al año pasado. «Además, en verano las cosas nos están yendo bien y ahora vamos a aplicar rebajas en artículos que antes no se rebajaban», asegura Rebeca Navarro.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD