Harto del VAR

M.B - miércoles, 16 de enero de 2019
Harto del VAR - Foto: R. GARCÍA
El Real Valladolid empata y cae eliminado en los octavos de final de la Copa del Rey ante el Getafe con una nueva acción polémica del VAR (1-1). Los blanquivioleta desperdiciaron un penalti en la recta final

Y el VAR volvió a aparecer. El Real Valladolid cayó eliminado en los octavos de final de la Copa del Rey ante el Getafe. Lo hizo pese a empatar ayer en el José Zorrilla (había perdido en la ida por 1-0), incluso errando un penalti en la recta final. Lo hizo pese a intentarlo desde el primer minuto y no desfallecer hasta el final. Y lo hizo porque el árbitro asistente de video, en este caso un viejo conocido, Gil Manzano, vio penalti en una acción en la que ni el futbolista del Getafe implicado, Hugo Duro, había reclamado. 

Ayer había sido día de explicaciones en el mundo del arbitraje. Se había dejado claro que solo se mandaba revisar cuando el error era claro y manifiesto. Pues eso. Hugo Duro dejó la pierna atrás en el minuto 27, enganchándose con la de Antoñito. El del Getafe ni protestó pero Gil Manzano, desde Las Rozas, vio penalti un minuto después. Y Alberola Rojas, tras revisar las imágenes, también. Ángel anotó el 0-1 y ahí se acabó la eliminatoria. Todo lo demás casi ni importa. Ni el empate de Verde, ni el nuevo penalti errado -mal tirado por Alcaraz en el minuto 85-, ni los intentos hasta el final.

Sergio González volvió a reservar de inicio a algunos de los habituales en la Liga, como Moyano, Kiko Olivas o Calero, además de Borja y Míchel Herrero; y apostó por un once con Yoel, Antoñito, Joaquín, Salisu, Nacho, Alcaraz, Anuar, Keko, Leo Suárez, Verde y Cop.

El primer aviso fue de Ángel, pero su chut lo atrapó sin problemas Yoel a los 9 minutos. Lo mismo que hizo Chichizola con un remate flojo de cabeza de Verde a pase de Anuar. Ninguno de los dos equipos tenía prisa. Los blanquivioleta necesitaban un gol, pero, como había dicho su técnico, sin ir a por él a lo loco. Lo tuvo Cop en el minuto 15, con un perfecto centro de Nacho, pero el croata no atinó bien el remate y el balón se fue fuera cuando estaba franco ante el meta del Getafe.

El encuentro parecía que se ponía del lado local mientras la niebla iba entrando en el estadio y el cuadro madrileño buscaba una y otra vez interrumpir el juego para que no hubiese ritmo y apenas se jugase. Aun así, Cop tuvo otra en una arrancada en velocidad, que al final decidió dejar atrás y la acabó Leo Suárez muy cerca de la cepa del palo izquierdo. 

El Getafe estaba a lo suyo. Sin arriesgar, buscando alguna acción aislada, hasta que entró el VAR. La acción es clara para todo el mundo, menos para el VAR. Ángel aprovechó el regalo para poner el 0-1 y dejar la eliminatoria cuesta arriba.

El resto ya casi ni importaba. A cada acción del colegiado, se acompañaba con ruido de pitada por parte de la afición. Cada falta, cada pérdida de tiempo, cada fuera de juego… el partido ya era lo de menos. El VAR había vuelto a interpretar en contra del Pucela. Incluso las dos ocasiones de los de Sergio González antes del descanso. La primera, de Verde, que paró abajo Chichizola; la segunda, de Leo Suárez, que se fue tras bote rozando el larguero. El Real Valladolid había sido mejor en la primera parte, pero se iba en desventaja por el VAR.

Por eso el premio del empate nada más salir de vestuarios fue lo más justo. El Pucela salió enrabietado, intenso, con ganas de poner las tablas cuanto antes. Y lo logró en el 50, en un zurdazo de Verde, que empaló un centro al segundo palo de Antoñito. El equipo creyó. La afición también. Y hubo llegadas. 

Pero también huecos atrás. Arambarri, por ejemplo, se topó con el palo en el 68. Justo antes de que Sergio moviese el banquillo e introdujese a Unal y Plano por Cop y Keko. Quería más el técnico catalán, que veía opciones de remontar aunque necesitase dos goles más.

Precisamente los nuevos dieron aire al ataque, con una buena opción de Plano en el 78, que se fue fuera por poco. Aunque ya con menos fuerzas, el Pucela lo siguió intentando, olvidándose de quién le había complicado la remontada, el VAR. Y tuvo el 2-1 en las botas de Alcaraz, con un penalti de Bruno sobre Plano que vio Alberola Rojas -sin necesidad de asistencia-. Pero lo de los 11 metros merece un capítulo aparte. El medio lo tiró al centro y Chichizola ni se movió. 1-1. Final. Eliminado y harto del VAR.

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD