Lino Rodríguez apela al Constitucional para eludir la cárcel

D.V. - lunes, 31 de diciembre de 2018
El expresidente de Asaja Valladolid, Lino Rodríguez.
La petición inicial del expresidente de Asaja Valladolid ante el juez de lo Penal 4 ha sido desestimada

El que fuera presidente de Asaja en Valladolid, Lino Rodríguez, ha gastado su último cartucho para no ingresar en la cárcel acudiendo en amparo al Tribunal Constitucional para que revoque la sentencia condenatoria dictada por el Juzgado de lo Penal 4 y posteriormente refrendada por la Audiencia de Valladolid por el denominado fraude de las subvenciones.

Tras tramitar el indulto al Consejo de Ministros y la correspondiente petición para que, hasta su pronunciamiento, la condena de dos años y ocho meses de prisión quede suspendida, planteamiento este último rechazado de plano por el juez de lo Penal 4, la defensa del exdirigente provincial de Asaja ha acudido ahora en amparo al Constitucional para pedir la revocación de la condena y también con el requerimiento añadido de que mientras tanto su cliente no suba a Villanubla, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Por tanto, será ahora el TC el que se pronuncie sobre si la condena queda o no en suspenso hasta que dicho tribunal resuelva el recurso de amparo anunciado por el defensor de Lino Rodríguez.

El expresidente de Asaja fue condenado a dos años y ocho meses de cárcel por un delito continuado de falsedad en documento mercantil y de otros dos de fraude en el cobro de subvenciones a la Junta de Castilla y León en sendos expedientes tramitados a través de la mercantil Campo de Peñafiel S.L. por importe global de más de un millón de euros.

Así, amén de los dos años y ocho meses de privación de libertad, la sentencia de Penal 4 confirmada luego por la Audiencia Provincial incluía el pago de una multa de 1.567.007,74 euros y, en concepto de responsabilidad civil, el abono a la Junta de 727.568,23 euros más intereses, con responsabilidad civil subsidiaria la mercantil Campo de Peñafiel, S.L.

Además, se le condenó a la pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones o ayudas públicas y del derecho a gozar de beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante un periodo de cuatro años y medio.

Por contra, en el fallo quedó absuelto de la tentativa de fraude de la que venía siendo acusado por la otra subvención, por 252.000 euros, que no llegó a cobrar al percatarse la Junta de la irregular tramitación seguida.

La presente causa es distinta de otra, declarada compleja, que se sigue contra el exlíder de Asaja Valladolid en el Juzgado de Instrucción número 5 a raíz de una denuncia del extesorero de la asociación, Alberto Cano, sobre supuestas irregularidades en la gestión contable de la organización agraria.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD