El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Sucesos

Adif investiga la avería que dejó a 600 personas atrapadas en un tren

Óscar Fraile - miércoles, 9 de enero de 2013
El tren que llegó a ‘rescatar’ a los pasajeros atrapados tenía menos plazas que el original.
Renfe devolverá el dinero a las personas afectadas por el fallo en la catenaria que provocó que algunos pasajeros que viajaban desde Asturias a Madrid se quedaran tres horas a oscuras

Cerca de 600 personas se quedaron atrapadas anteayer en un tren por una avería en una catenaria del Alvia que cubría el trayecto entre Gijón y Madrid. A las 21.42 horas se produjo la rotura de sustentador y caída del hilo de contacto (catenaria) a lo largo de 80 metros, entre la Boca Norte de los túneles de El Pinar de Antequera y la estación de Valladolid-Campo Grande, según informan desde Adif.


La mala suerte quiso que el tren se parara en mitad de un túnel, de modo que algunos vagones se quedaron sin calefacción y a oscuras, toda vez que las de emergencia no funcionaban. Así estuvieron durante tres horas, esperando a que llegara un tren desde Madrid para hacer el transbordo. Aunque en un principio les dijeron por megafonía que el convoy estaría allí a las 23.30, no llegó hasta las 00.25, y con varios problemas añadidos. El primero de ellos es que solo se disponía de dos pequeñas plataformas para pasar de un tren a otro, por lo que esta operación se prolongó durante más de una hora. Además, el nuevo tren tenía menos plazas, por lo que algunas personas tuvieron que viajar hasta Madrid sentadas en el suelo o de pie en la cafetería.


Estaba programado que el tren llegara a la capital de España a las 22.39 horas, pero lo hizo pasadas las 2.30 horas de la madrugada. En ese momento comenzó otra escena caótica. 600 personas en busca de unos taxis que brillaban por su ausencia. Incluso la Policía Nacional tuvo que intervenir para organizar una cola en la que alguno estuvo hasta una hora y media para subirse a un coche.
Renfe aclaró ayer a través de su canal de Twitter que hubo que enviar un tren híbrido desde Madrid porque los disponibles eléctricos en Valladolid no podían funcionar al no disponer de electricidad. Además, la compañía anunció que devolverá el dinero a los afectados y pidió perdón por las molestias causadas. Por su parte, Adif señaló que se están investigando las causas de la avería.


Uno de los afectados fue José Suárez, un pasajero habitual de esta ruta que viaja entre Oviedo y Madrid unas tres veces al mes por motivos de trabajo. Hasta anteayer no había tenido ningún problema, pero opina que la actuación del personal de Renfe no estuvo a la altura. «Una avería la tiene cualquiera, yo no lo critico, pero nos quedamos sin luz durante una hora y nadie nos dijo nada», recuerda. La situación era «muy dura», sobre todo por los niños, que rompieron a llorar al verse inmersos en la más absoluta oscuridad. Lo mismo opina Yago Abascal, que se vio obligado a repartir caramelos entre los más pequeños para calmarlos. «Renfe fue muy parca a la hora de dar información y eché de menos que se atendiera mejor a los niños y las personas mayores».


Por su parte, Carlos J. Gutiérrez, cree que el personal de Renfe actuó bien y no dio más información porque, simplemente, no la tenía. «Yo suelo hacer este trayecto en autobús y, dada mi primera experiencia en tren, una y no más...», ironiza.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol