El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

26 de septiembre de 2018

La UEMC, contra las leyes educativas "con sello ideológico"

Ical - miércoles, 12 de septiembre de 2018
La UEMC, contra las leyes educativas "con sello ideológico"
La rectora de la Universidad Europea Miguel de Cervantes cree que la época de "mestizaje educativo" requiere combinar "hábilmente lo humanístico y digital"

La rectora de la Universidad Europea Miguel de Cervantes (UEMC), Imelda Rodríguez, puso de manifiesto hoy en la inauguración del curso 2018-2019 que la época actual de “mestizaje educativo” obliga combinar “hábilmente” el proceso de enseñanza a través de recorridos “humanísticos y digitales”. De esta forma, precisó, podrá desarrollarse en los estudiantes “la habilidad final de mover el progreso en la dirección adecuada”.



En este sentido, consideró que se trata de llevar a cabo un “inédito” espacio de aprendizaje digital y humanístico, un proyecto de formación avanzada a través del cual los estudiantes podrán “multiplicar la potencia de la preparación que reciben en sus titulaciones a lo largo del periodo que duren sus estudios”.



Para ello, recordó la rectora, los estudiantes podrán escoger libremente las acciones formativas que se ofertarán a través de dos itinerarios educativos fundamentales para el presente y, sobre todo, para su futuro profesional. Por un lado, el ámbito humanístico, “imprescindible para que los alumnos de todas las titulaciones preparen su mente para innovar”, y otro digital, “que permitirá formar la capacidad tecnológica del alumno”.



La UEMC afronta el curso 2018-2019 con una oferta de 17 grados, 10 dobles grados, tres grados internacionales y 12 másteres y una matrícula de nuevo ingreso cercana a los 1.500 alumnos, lo que supone un crecimiento próximo al 20 por ciento, triplicando los datos de alumnado total obtenidos hace cuatro años, lo que supone que más de 4.000 estudiantes reciban este curso formación universitaria en el centro vallisoletano.



Pacto de Estado. Rodríguez reclamó también en su discurso un Pacto de Estado “capaz de consensuar una ley de Educación destinada a formar a los ciudadanos encargados de articular el progreso social”. A su vez, se mostró critica con la promulgación de leyes educativas “con sello ideológico” y destacó la importancia de la educación para articular la integración territorial, “no para dividir o establecer diferencias entre los estudiantes de cada comunidad”.



La rectora de la UEMC aseguró que “las telarañas ideológicas o electoralistas no pueden oscurecer el vigor de la educación” y las políticas educativas no se pueden definir “en una mesa jugando al pin-pon”. “Y lo curioso es que nuestro país tiene capacidad para situar a la educación en un estadio general de vanguardia porque dispone de especialistas y profesionales de nivel”, afirmó. “Solo nos falta una voluntad política inquebrantable”, reclamó.



“Nuestro país necesita renovación y también más innovación”, consideró la rectora. “Necesitamos políticos con un alto sentido de Estado que, soltando sus mochilas ideológicas, empiecen a construir ese Pacto educativo por los puntos comunes, precisamente los que les unen, limando luego las diferencias que no deben hacer otra cosa más que enriquecer el acuerdo final, para llegar a dotar a nuestra Educación de la consistencia que le urge tener”, afirmó.



Para Rodríguez se están haciendo continuamente “transfusiones a nuestra educación, y se mantiene”, pero el progreso de todo el país “puede correr el riesgo de estancarse como no se revitalicen pronto las arterias de nuestra política educativa”, criticó. “A veces parece que hay más empeño en resistir que en innovar”, continuó, pero “solo una educación sin grietas puede construir la libertad del individuo, el bienestar y la paz social”.



En su opinión, no basta con decir que se cree en la educación, “algo muy estético por otro lado”, sino que los gobernantes “tienen que seguir esforzándose por crear un escenario de equilibrios que haga posible el despliegue de una educación poderosa”. Imelda Rodríguez aprovechó para pedir a los políticos “que detengan su mirada en la educación de forma generosa, sensata y rotunda para que puedan desatar los nudos de ese tiempo de espera en el que se ha sumergido a nuestras políticas educativas”.



Memoria Académica. El acto de apertura comenzó con la lectura de la memoria del curso 2017-2018 a cargo del secretario general de la UEMC, José Antonio Otero. La lección inaugural fue impartida por el director del Departamento de Humanidades de la Universidad, el doctor Miguel Ángel Quintana Paz, que llevó por título ‘Sapere aude, o ¿cabe llamarnos aún ilustrados?’.



En ella, y tomando como pie el lema latino de la UEMC (Sapere aude, es decir, 'Atrévete a saber'), trazó sus orígenes en la historia de nuestra cultura y explicó los diez principales desafíos que en nuestro mundo de hoy “amenazan esa idea ilustrada de perseguir el saber que nos libera y la libertad que nos proporciona saber”.



Representación institucional. El acto contó con la asistencia de representantes de las Universidades de Salamanca, Valladolid y León, el presidente del Consejo de Administración de la Universidad, Eliecer Villar, y miembros del Consejo; el general de la Cuarta Subinspección del Ejército, José Rivas; el obispo Auxiliar de la Diócesis de Valladolid, Luis Argüello; el presidente de la Audiencia Provincial de Valladolid, Feliciano Trebolle; el Jefe Superior de la Policía Nacional en Castilla y León, Jorge Zurita; y el presidente de la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) y alcalde de Palencia, Alfonso Polanco.



Igualmente, se dieron cita el delegado Territorial de la Junta en Valladolid, Pablo Trillo-Figueroa; el vicepresidente primero de la Diputación Provincial de Valladolid, Víctor Alonso; la concejala de Educación, Infancia e Igualdad del Ayuntamiento de Valladolid, María Victoria Soto; el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, Víctor Caramanzana; y representantes de la Confederación Vallisoletana de Empresarios, entre otros.


Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol