El comercio se resigna a unas rebajas 'normales'

Óscar Fraile - lunes, 7 de enero de 2019
El comercio se resigna a unas rebajas ‘normales’
Avadeco asegura que «sería suficiente» con mantener las ventas del año pasado y califica de «disparate» que haya negocios que inicien los descuentos el 20 de diciembre

Miércoles, 2 de enero. Faltaban cinco días para que los grandes centros comerciales y muchas tiendas daban el pistoletazo de salida a las rebajas. Pero otros muchos negocios, cada vez más, habían decidido adelantarse. Lo pueden hacer desde que el Gobierno eliminó las restricciones de fechas a mediados de 2012, aunque la norma no entró en vigor hasta el 1 de enero de 2013. ‘Rebajas ¡ya!’, ‘Grandes descuentos’ y ‘Todo rebajado un 20 por ciento’ son algunos de los grandes carteles que adornan los escaparates de las tiendas del centro. 
Seis años después de este cambio normativo, cabe preguntarse si ha servido para mejorar la situación de un sector muy tocado desde hace tiempo. La Asociación Vallisoletana de Comercio (Avadeco) lo tiene claro. «Lo que sucede ahora es un disparate, cada uno hace la guerra por su cuenta y el sector es un pequeño caos comercial», asegura el secretario general, Luis del Hoyo. Según él, este año se han vivido circunstancias «inéditas», como el hecho de que el sector del calzado, «de forma generalizada», estuviese ya de rebajas el 20 de diciembre. «Cada vez son menos las tiendas que esperan al 7 de enero, fecha en la que deberían comenzar las rebajas, por lógica», dice. Del Hoyo también sostiene que el Black Friday, la ‘tradición’ importada de Estados Unidos que suele dar comienzo al periodo de compras navideñas, «debería ser el 7 de enero» para evitar que su efecto reste ventas en uno de los periodos más importantes para el comercio. Y en Valladolid especialmente, donde la campaña de invierno se alarga prácticamente hasta abril. «No es lo mismo vender un abrigo de 300 euros que una blusa de 30 en verano... en diciembre y enero muchas tiendas se juegan su supervivencia», explica Del Hoyo.
Pero todo hace indicar que la campaña de este año no será especialmente buena. De hecho, desde Avadeco se conformarían con mantener las ventas del año pasado. «La evolución ha sido negativa en prácticamente todos los meses de 2018, sobre todo en el sector de equipamiento de la personas», asegura. Un poco mejor ha ido la facturación del comercio de equipación del hogar porque «venía de datos muy negativos».
Será a partir de este lunes cuando la mayoría de negocios y centros comerciales se sumen a los que ya están en rebajas. La media de descuentos en los primeros días será del 20 por ciento, pero puede alcanzar el 50 por ciento a medida que avancen los días. «Los márgenes comerciales de las tiendas multimarca independientes no dan para más», señala el secretario general. Los sectores más beneficiados en estas fechas son las jugueterías. En algunas de ellas la plantilla se incrementa hasta el 30 por ciento.
qué dicen los comerciantes. Abraham Adeli es el responsable de Samarcanda, un negocio de artesanía, ropa y artículos de regalo ubicado en la calle Esgueva. Él es el mejor ejemplo de las tiendas que apuestan por la liberalización de las rebajas. Su escaparate anuncia que tiene un 20 por ciento de rebaja en ropa, pero no porque sea Navidad. De hecho, hasta hace pocos días tenía un cartel que decía ‘Descuentos todo el año’. «Siempre tengo algo porque, cuando la cosa está tan mal como está ahora, hay que agarrarse a un clavo ardiendo», dice.
Adeli nació en Irán, la antigua Persia. «Junto con los judíos, somos los mayores comerciantes del mundo», añade. Lleva 35 años en España y no deja de sorprenderse por lo que considera una falta de iniciativa del comercio de proximidad para hacer frente al empuje de internet y los grandes centros comerciales. «Dentro de diez años, quince como máximo, todos los comercios vamos a cerrar», se queja. Y pone como prueba la cantidad de locales en alquiler y venta que hay por la ciudad. Según él, los jóvenes tienen la «errónea» percepción de que todo en internet es más barato. «Además, hay muchos timos», asegura. Por eso hace un llamamiento a las administraciones para que impulsen una página web a nivel regional en la que los negocios de la Comunidad puedan vender sus productos. Incluso está dispuesto a pagar una cuota para contratar a personal que se encargue de la actualización del catálogo de todas ellas.
A solo unos metros de este negocio se encuentra Posdata, otra tienda de ropa, en este caso de mujer, con un cartel en el escaparate que anuncia ‘Superebajas’... y lo enfatiza con un ¡ya!, pese a que aún faltaban cinco días para el inicio ‘oficioso’ de la campaña. «Es una forma de competir porque todos los grandes almacenes están en una rebaja continua, ya sea por promociones, aniversarios o yo qué sé», dice Isabel, la responsable. «Me da igual que la clienta que se va a aprovechar de ello lo haga el día 2 de enero o el 7», añade. Esta comerciante destaca que en el pequeño comercio no se sacan artículos solo para rebajas. «Mi producto es el mismo en septiembre y el 2 de enero, y eso no es así en las grandes superficies», concluye.
También se queja de la situación Gonzalo Alonso, quien regente una zapatería homónima en la calle Angustias. Su tienda está vacía a última hora de la mañana, algo que, «por desgracia», es habitual. Por eso inició las rebajas incluso antes de que acabara el año. «La cosa está muy mal, por la competencia de internet y Río Shopping», dice. Y por lo que se ha bautizado como showrooming, es decir, una tendencia de los consumidores a probarse la ropa en las tiendas para luego comprarlas en la red. «Estoy haciendo de probador por la jeta», lamenta. Su caso es curioso porque, aunque es partidario de volver a regular las rebajas, para que todos las inicien el mismo día, él lo ha hecho con dos semanas de antelación, si bien es cierto que opina que el efecto llamada cada año es menor. «La gente está anestesiada ante tanta oferta y el comercio está herido de muerte, tal y como demuestra el hecho de que entre Angustias y la Bajada de la Libertad hay siete locales en alquiler», señala.
The Beauty Corner también inició el miércoles sus particulares rebajas. El cartel de su tienda de la calle Felipe II anuncia que se prolongarán hasta el día 28 de febrero. «La semana pasada -en referencia a la última de diciembre- ya había clientas que nos preguntaban si íbamos a empezar el día 2 con las rebajas», explica Laura Gómez, responsables de todas las tiendas en la península. Ella aboga por la unión del pequeño comercio porque «la competencia de los grandes centros comerciales hace mucho daño, así como las ventas online». Y por eso pide iniciativas a las administraciones locales.
Iniciativas que eviten que en 2019 se repita un año tan decepcionante como lo fue el pasado. «Esperábamos mucho mas de 2018, la recuperación del consumo no ha llegado a las tiendas y hay factores como el tiempo, y, sobre todo, el aumento de la competencia de internet y los grandes centros comerciales que influyen», dicen desde Avadeco. Del Hoyo llega a afirmar que «el futuro del comercio físico es incierto», porque, según él, «no tiene las mismas armas» que los negocios con los que compite.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD