El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

24 de mayo de 2018
Vivir
Ciencia

'Science Circus', un espectáculo audiovisual único producido en Valladolid, desvelará los misterios de la ciencia

eldiadevalladolid.com - viernes, 17 de septiembre de 2010
El proyecto contempla atraer a CyL a prestigiosos científicos internacionales para que divulguen su conocimiento

Rayos y chispas de hasta cuatro metros capaces de crear gran cantidad de luz y mucho sonido, generados a partir de máquinas que ni siquiera se encuentran en el mercado y con capacidad para demostrar los fundamentos de la electricidad a todos los públicos, es la apuesta de la joven investigadora vallisoletana Raquel Ibáñez Peral, que cobrará vida el próxima año en Valladolid.

Con esta idea, esta doctorada en Biología Molecular y Biotecnología, que obtuvo en 2009 el Premio a la Iniciativa Joven Empresarial de Castilla y León, pretende que niños y mayores conozcan y se interesen por los misterios de la ciencia, que no vivan ajenos a ella y se diviertan mientras aprenden a través de un espectáculo audiovisual conducido por auténticos actores.

Y es que, tras formarse y trabajar durante años en Noruega y en varios centros australianos, entre ellos las universidades Macquarie y New Southwales, Raquel Ibáñez tiene la sensación de que la sociedad española no tiene interés alguno por la física, la química o las matemáticas y de que "se comporta como Bart Simpson cuando dice que él no quiere que le enseñe nadie".

De hecho, según matiza, España se encuentra en la cola de los países europeos en desarrollo e investigación y el nivel educativo medio de la sociedad y sus conocimientos de ciencia son "preocupantemente bajos" en comparación con el resto de Europa.

"Muchos creen que la ciencia no es para ellos, pero vivimos en un mundo donde todo es tecnología, entonces vi que había la necesidad de cambiar la mentalidad", explica la promotora de este proyecto, quien pensó que la mejor forma de cambiarla sería hacerlo sin que la gente se diera cuenta, haciéndole olvidar que está aprendiendo.

Con ese ánimo comenzó a trabajar en 'Science Circus' (El Circo de la Ciencia), una iniciativa innovadora de divulgación y tecnológica que en unos meses se traducirá en una ronda de espectáculos en directo con sede, previsiblemente, en el Museo de la Ciencia de Valladolid.

Entre las actividades estrella, esta joven bióloga de 31 años ha inventado el que ha bautizado como 'Teatro de la Electricidad', el primero de este tipo en Castilla y León, que contará con la maquinaria e instrumental necesarios para crear rayos y chispas espectaculares y explicar de forma amena y atractiva, por ejemplo, cómo una persona dentro de una jaula queda a salvo de ellos gracias al efecto Faraday.

Algunas de esas máquinas, como la bobina de Tesla, el generador de Van de Graff o las Escaleras de Yacob, ni siquiera se encuentran en el mercado y ha tenido que ser un equipo de científicos madrileños el que las construya tras quedar embelesado por el proyecto, en el que participan también colaboradores internacionales de todas las ramas de las ciencias, entre ellos un cosmólogo y un astronauta. DINAMIZADOR DE LA REGION

Pero 'Science Circus' no es sólo una iniciativa sociocultural, ya que nace con el reto de convertir a Castilla y León en un referente educativo y pionera en divulgación, similar a polos de atracción educativa como la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, así como de servir como estimulante de su sector turístico.

Según las investigaciones de mercado de Raquel Ibáñez, esta nueva iniciativa empresarial, que generará 17 puestos de trabajo entre actores, técnicos de sonido, diseño y electricidad, un músico, un guionista y un director de obra, podría atraer a varios miles de turistas ya desde su primer año de actividad.

Para ello, 'Science Circus' se complementa con talleres interactivos en colegios e instituciones juveniles; espectáculos exclusivos y demostraciones en directo para celebrar la Semana de la Ciencia, y venta de juguetes y libros de base científica para niños y jóvenes.

Además, contempla llevar a Valladolid a prestigiosos científicos internacionales dispuestos a promulgar su conocimiento a través de charlas "cara a cara".

Aunque ha recibido ofertas para llevar su idea a otros países, la joven promotora está convencida de que debe quedarse en Castilla y León, donde según apunta "aún hay mucho por explotar".

No obstante, este ambicioso proyecto requiere todavía de mayor financiación, colaboración y asesoría, en cuya búsqueda se empeña ahora más que nunca en solitario Raquel Ibáñez.

De momento, aparte de numerosos colaboradores internacionales, cuenta ya con el respaldo de la Fundación del Parque Científico de la Universidad de Valladolid y el proyecto TCUE, la Junta de Castilla y León, el Ayuntamiento de Valladolid y el Museo de la Ciencia así como de la asociación Seniors Españoles para la Cooperación Técnica (Secot).

Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol