El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vivir
Sociedad

Las heridas de Chernóbil se curan a orillas del Pisuerga

Óscar Fraile - lunes, 29 de marzo de 2010
La ONG Ven con Nosotros busca familias dispuestas a acoger en verano a los niños ucranianos afectados por el desastre nuclear

Casi 3.000 kilómetros separan Valladolid de las entrañas heladas de Kiev. Una distancia que se queda en nada cada verano gracias al trabajo de la ONG Ven con Nosotros y la solidaridad de los vallisoletanos que acogen durante unas semanas a niños de Ucrania. Se trata de un joven país que, más o menos como todos, esconde miserias y vergüenzas que al final acaban pagando las personas con menos recursos, los olvidados, incluidos los niños.

Desde hace más de una década Ven con Nosotros promueve el acogimiento por parte de familias de Castilla y León de los niños afectados por el desastre nuclear de Chernóbil. El próximo 12 de junio vendrán otros 36 pequeños y se quedarán en distintas provincias de Castilla y León hasta el 4 de septiembre. Desde la ONG aseguran que todavía hay tres pequeños ucranianos, dos niños de diez años y una niña de ocho, que necesitan un hogar. «Sólo hace falta ser una familia que sea capaz de dar una buena atención en la emocional y que dé unas mínimas garantías económicas», asegura la presidenta de Ven con Nosotros, María Jesús Cid.

Por su experiencia personal sabe que esto de acoger a los pequeños «engancha». De hecho, por décimo año consecutivo, Cid volverá a abrir las puertas de su casa a los tres hermanos llegados de Ucrania que para ella ya son como hijos. «Lo normal es que las familias repitan», señala Cid. Según ella, «aunque algunos piensen que es como ponerles un caramelo en la boca y luego quitárselo», esta experiencia tiene mucho beneficios para ellos.

El primero, relacionado con la salud. La ONG sostiene que pasar el verano en España permite que los niños reduzcan su nivel de radiactividad entre un 30 y un 40 por ciento, aparte de que son sometidos a exámenes de salud. En el ámbito emocional, los pequeños establecen un vínculo con una familia. Se saben queridos, toda una novedad para muchos de ellos.

De hecho, después del acogimiento, muchas familias no resisten la tentación de viajar a Ucrania a visitar a los niños o de enviarles paquetes regularmente. Para ellos, recibirlos es poco menos que un milagro, una forma de olvidarse de las precarias condiciones de vida a las que tienen que enfrentarse a diario.

Algunos no tienen más hogar que los fríos orfanatos de Kiev. Otros pertenecen a familias desestructuradas que no les dan la debida atención. Es el caso de Nadiya Raptseva, de 16 años y obligada a madurar de golpe al tenerse que hacer cargo de sus dos hermanos pequeños. Con ellos duerme todas las noches en una cuadra, junto a un grupo de cabras. La ONG busca este verano hacerle un hueco en una familia española como premio al coraje demostrado.

Es sólo una de las trágicas historias que se esconden detrás de estos rostros. Como la de Oleksiy Raptsev, al que encontraron por las calles de Ucrania comiendo las cáscaras de los pistachos que la gente tiraba al suelo.

Ahora buscan un hogar en el que vivir un sueño, aunque sea durante poco menos que tres meses. Los interesados en arrojar un punto de luz en la vida de estos niños pueden ponerse en contacto con la presidenta de Ven con Nosotros, María Jesús Cid, en el teléfono 653966600, acudir al centro cívico Zona Sur los lunes de 8.00 a 10.00 horas (sala 27) o visitar la página web www.venconnosotros.es.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Cultural 0 Real Valladolid 4 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol