El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

26 de mayo de 2018
Vivir
Letras

Burrieza reúne 60 historias «misteriosas» de Valladolid

eldiadevalladolid.com - sábado, 19 de diciembre de 2009
La "Guía Misteriosa de Valladolid" recorre historias, leyendas y tradiciones de cementerios, devociones marianas, fantasmas, cuerpos incorruptos y aventuras paranormales de Zorrilla

El historiador Javier Burrieza reúne 60 historias en la Guía Misteriosa de Valladolid, que bajo el denominador común de la ciudad y de lo desconocido invita al lector al «detenimiento» y «pensamiento» sobre algunos de los rincones de la villa.

El primero de los misterios que aborda la publicación, editada por Castilla y León Tradicional, es precisamente el del nombre de la ciudad, una "zona cero especial" centrada en la leyenda que los propios historiadores buscaban para Valladolid, según reconoció el autor, informa Europa Press.

De este modo, en la Guía Misteriosa de Valladolid se recorren historias, leyendas o tradiciones que van desde los lugares «de encuentro entre la vida y la muerte», los cementerios; las devociones marianas, los sonidos de ultratumba del convento de Santa Clara; la «convivencia» del poeta José Zorrilla con lo «desconocido» -la existencia de lo sobrenatural era necesario para un poeta del Romanticismo-, los duelos «vengados» desde la otra existencia; el sepulcro abandonado y «desconocido» del convento de San Francisco o la historia policíaca que se tejió sobre el cuerpo incorrupto de un joven jesuita tocado por la santidad.

Las historias recuperadas por Burrieza abordan también el misterio en el campo histórico -«todo lo que ignoramos es un misterio»-como la leyenda sobre la salida del príncipe Felipe II por una ventana del palacio de Pimentel; la supuesta marcha del arquitecto de la catedral para hacerse cargo de las obras de El Escorial o la Semana Santa forman parte también de esta obra, en la que ocupan un lugar también destacado los «videntes» de la época como Marina Escobar, quien tenía visiones e incluso era transportada por los ángeles, o la madre Luisa de la Ascensión, una monja de Carrión de los Condes que murió en Valladolid, ciudad a la que fue traída por la fama de sus milagros.

Las «momias» de la ciudad, la procedencia de las reliquias, los santos milagrosos y protectores de la ciudad o de los campos, el «miedo» a colectivos; misterios en las apariciones de lo sagrado o «miedo» a la locura, a los fenómenos y accidentes naturales, a la herejía, a las reuniones secretas o a las decisiones políticas que no fueron explicadas completan este volumen que, según su autor, constituye «una especie de manual de las mentalidades».

Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol