El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vivir
Curso de Cine de la UVa

Jesús Palacios: «El fantástico español carece de tradición o industria»

Daniel G. Rojo - viernes, 7 de agosto de 2009
El crítico afirma en el Curso de Cinematografía de la UVa que la historia del cine de terror español está ligada «a personalidades e individuos» más que a «raíces»

El fantástico español es «un cine huérfano de tradición e industria», de «implantación casi moderna», hacia finales de la década de los 60, y «en sus formas más exquisitas y acusadas» ha estado siempre enfrentado a las «condiciones sociopolíticas y culturales» de la dictadura, primero, y de la democracia, después. A pesar de todo, de carecer de «continuidad o raíces», el escritor y crítico Jesús Palacios reconoce que en el género han existido «intentos aislados» e «individuos y personalidades muy marcadas», que van desde el pionero del mudo Segundo de Chomón a los actuales Álex de la Iglesia, Jaume Balagueró, Nacho Cerdà, Juan Antonio Bayona o Amenábar, pasando por los popes del género: Jesús Franco, Paul Naschy y Narciso Ibáñez Serrador.

Uno de los grandes problemas que ha arrastrado siempre el fantástico español, según dijo ayer el crítico madrileño en el XLVI Curso de Cinematografía de la UVa, es el «complejo de no haberse atrevido a abordar el género en serio». Así, se ha valido del «humor, el costumbrismo y la crítica social» para derivar en la sátira teñida de negro, como pueda ser, según Palacios, El día de la bestia, Acción mutante o Justino, un asesino de la tercera edad.

Los directores del fantástico más convencidos, como los citados Franco y Naschy o, en «una segunda generación», Juan Piquer Simón o Amando de Ossorio, fueron «desterrados a los márgenes, obligados a abandonar el género o a rodar en el extranjero». Por esta última razón, el terror español «fingió ser extranjero», sobre todo en los 60 y 70 -tanto Jesús Franco como Jacinto Molina cambiaron sus nombres por Jess Franco y Paul Naschy-, y se refugió en las por entonces fructíferas «coproducciones» con otros países europeos, fuentes de numerosas «influencias», como el giallo italiano, el krimi alemán o el terror victoriano y gótico de la Hammer británica.

Palacios incluso detecta un «sesgo vanguardista» que emparenta al fantástico español con la Escuela de Barcelona, a través de Gonzalo Suárez, Vicente Aranda o Pere Portabella, y lo convierte en «una contracultura» que llegó a estar en peligro de extinción con «la crisis de los 80» y la "ley del cine" de Pilar Miró, que «premió» las obras de autor y de carácter minoritario por encima del cine popular y de los géneros. El fantástico, no obstante, se las arregló para subsistir, aunque ahora esté influido por «el género americano».

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
Almería 1 Real Valladolid 1 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol