El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Vivir
Solidaridad

"Ven con nosotros" necesita seis familias para acoger a niños ucranianos en verano

Marta Recuero - miércoles, 4 de marzo de 2009
La ONG ya ha iniciado los trámites legales para traer a un total de 40 pequeños a Castilla y León del 13 de junio al 5 de septiembre

Se llaman Roman y Maskin, tienen menos de 16 años y viven en un pequeño poblado de Ucrania, en una casa cedida por una organización a siete kilómetros de cualquier otra vivienda. Su padre está en silla de ruedas debido a la amputación de sus piernas y los cinco miembros de esta familia sobreviven con tan solo 40 euros al mes. Esta es tan solo la historia de dos de los niños que este año pasarán el verano en Castilla y León gracias a la labor de "Ven con nosotros". Pero la ONG busca con urgencia media docena de familias de acogida, ya que ha solicitado los papeles para traer a un total de 40 pequeños de entre 8 y 16 años. «Necesitamos encontrar a seis familias, porque sería una pena tener que decir que no a alguno de los niños después de contar con todos los papeles», explica la presidenta de la organización, María Jesús Cid, quien asegura que es necesario empezar a tramitar los papeles con tiempo porque todo debe estar en Ucrania a mediados de abril.

En concreto, los pequeños llegarán a Valladolid el 13 de junio y regresarán a su país el 5 de septiembre. Durante ese tiempo, los niños pasarán distintas revisiones médicas y recibirán tratamiento si fuese necesario. «Especialmente llegan con problemas de piel y dentales, aunque también tenemos un niño con asma al que le viene muy bien pasar este tiempo en España», explica Cid. Además, los pequeños recargan fuerzas para pasar el invierno y llevan una dieta adecuada, ya que muchos de ellos tan solo comen fruta el día de su cumpleaños como algo especial. Ella es ya toda una veterana en cuanto a la acogida.

Durante muchos años su casa se ha convertido en el hogar de los hermanos Yura, Valentina y Serguey, pero los dos primeros han crecido y este año no podrán regresar a Valladolid. «Estoy enganchada con los míos. Invito a los tres todos los años, pero Yura tiene ya 19. Estoy luchando para traerle como monitor. Tampoco podrá venir Valentina, porque es mayor», confiesa tristemente la presidenta de la ONG. María Jesús asegura que ha intentado adoptar a los tres hermanos en numerosas ocasiones, pero todavía es un deseo que no le han concedido. «De todos modos no pierdo la esperanza de poder traerles algún día a trabajar, aunque según están las cosas en España lo veo difícil», lamenta. Pero a pesar de ello, Cid anima a la familias a vivir esta experiencia que «les cambia por completo y les vuelve más sensibles y conscientes». «Estos niños son unos valientes y unos supervivientes. Ellos saben que aquí tiene una familia que les quiere. Además, antes de irse todos preguntan si les vamos a traer el año que viene», afirma Cid. Pero las familias siguen en contacto con los pequeños el resto del año, enviándoles paquetes con comida y objetos de primera necesidad.

otras colaboraciones. Y para quienes quieran ayudar pero no puedan acoger un niño pueden colaborar con la cuota de socio de la ONG. «Este año hemos colaborado con uno de los orfanatos de Ucrania en el que los niños no tenían ni calcetines, pero tenemos esperando a otros dos en los que tapan a los niños con alfombras porque no tienen otra cosa», relata Cid.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol