El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

domingo, 26 de octubre de 2014
Local
Economía

Schweppes trasladará la actividad de su fábrica de Valladolid a Toledo

Ó. Fraile / R. Antoraz - viernes, 29 de abril de 2011

La empresa decide poner fin a la actividad de la factoría, que se dedica a producir y embotellar gaseosa de la marca La Casera · Se ha ofrecido el traslado a parte de los 38 trabajadores

La crisis económica se cobra como víctima otra empresa de Valladolid. Orangina Schweppes trasladará la actividad que tiene en su fábrica de la avenida de Burgos a otra muy similar en Toledo. La Dirección de la empresa llegó recientemente a un acuerdo con la representación de los trabajadores para poner fin a la actividad en Valladolid, que se centra en la producción de gaseosa de la marca La Casera, así como el embotellado de la misma exclusivamente en vidrio (otras fábricas de la marca se ocupan de las latas y envases de cartón y plástico).

Fuentes de la compañía señalaron ayer a este periódico que esta decisión está basada en la caída que ha sufrido el sector en los últimos años, «especialmente desde que comenzó la crisis». De este modo, de los 38 trabajadores que tiene la marca en plantilla en la provincia, doce seguirán en Valladolid para realizar labores comerciales y de administración. De los 26 restantes, algunos se prejubilarán y a otros se les ha ofrecido el traslado a la fábrica de Toledo o recibir la indemnización por el correspondiente despido.

Tanto fuentes de la empresa como los propios sindicatos destacaron que este proceso «no ha sido traumático» y se ha llevado a cabo «con un clima de respeto» gracias «a las buenas relaciones que siempre han existido entre ambas partes». De hecho, la noticia no ha sorprendido nada a la plantilla, pues los rumores de cierre ya existían desde hace «varios años». «Se veía venir», señalaron ayer fuentes sindicales.

Es más, si no se había hecho hasta ahora era porque la planta de Toledo aún no tenía la capacidad productiva suficiente como para absorber a la plantilla de Valladolid. Con todo, el traslado completo aún no se ha hecho efectivo. Se trata de un proceso paulatino que se podrá completar «en uno o dos meses», según fuentes sindicales.

Cabe destacar que la mayor parte de la plantilla de Valladolid supera los 50 años. Es más, muchos de los trabajadores llevan trabajando en esta planta cerca de tres décadas.

Precisamente la plantilla de Valladolid realizó hace pocos años una visita a la fábrica de Toledo para celebrar el primer aniversario de la marca sin accidentes laborales. Doce meses después Schweppes donó una cantidad de dinero similar a la invertida en ese viaje a los afectados por el terremoto de Haití para conmemorar el segundo aniversario sin siniestros.

El cierre de la fábrica de Valladolid es un calco del proceso que se ha seguido en la planta que Orangina Schweppes tenía en Barcelona, cuya actividad también se va a centralizar en Toledo. En la ciudad castellano-manchega se producen todos los productos de la marca (La Casera, Schweppes naranja y limón, Trina, zumo...).

En España. Según los datos de la propia compañía, Orangina Schweppes es el tercer fabricante de refrescos por volumen de España y el segundo por ventas en el canal Horeca (hostelería, restauración y catering) con una facturación de 340 millones de euros (datos de 2009).

Su desembarco en España se remonta al año 1957 «con la concesión de la marca a la empresa Rioblanco». Se convierte así en heredera de la compañía originalmente fundada por Jacob Schweppe en el año 1783. Dos años más tarde se inauguró la primera fábrica en Madrid y en 1960 una segunda, esta vez en Barcelona. La empresa adquirió la marca que se fabrica en Valladolid, La Casera, en el año 2001.

    Las dudas legales sobre la nueva sede de Pingüinos en el pinar acaban con la edición de 2015. ¿Cree acertada la suspensión? Ver los resultados
Pulsa aquí para conectarte.
Si aún no estas registrado pincha aquí
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Ceres Comunicación Gráfica