El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Local
Infraestructuras

Adif comprobará el estado de 200 edificios del entorno de las vías antes de soterrarlas

luis amo - viernes, 26 de marzo de 2010
La empresa pública contratará un estudio este año, que requiere de certificado notarial, para evaluar el estado estructural de los inmuebles · Se trata de adoptar las medidas de control oportunas

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) realizará una inspección de los inmuebles próximos a las obras de integración del ferrocarril en la capital vallisoletana. La empresa pública adscrita al Ministerio de Fomento contratará estos trabajos con el objetivo de conseguir el mayor conocimiento previo de los edificios para aplicar las medidas más adecuadas que contribuyan a garantizar la seguridad de todas aquellas estructuras que se encuentren cerca de la zona de las obras del soterramiento. Aunque el organismo ha preferido no adelantar el presupuestos de este inversión, debido a que están pendientes de sacarlo a concurso porque lo ejecutará una empresa privada, cabe la circunstancia de que la Sociedad Valladolid Alta Velocidad está realizando estas tareas desde hace varios meses, por lo que fuentes de la mencionada sociedad han señalado a este periódico que, además de desconocer la convocatoria del Adif, que el trabajo y los resultados se duplicarán. En concreto, la mencionada inspección afectará a unas doscientas propiedades.

Un equipo integrado por geólogos, técnicos, arquitectos e ingenieros serán los encargados de realizar las inspecciones a lo largo de todo el corredor ferroviario, es decir, entre la antigua carretera de Renedo y la calle Daniel del Olmo (Polígono de Argales). Se trata de unos trabajos complicados, donde se harán fotos y análisis estructurales de los bloques, finalizando el trámite mediante el correspondiente visado de un notario. Así, la actuación tiene que ejecutarse antes del inicio de la obra del soterramiento por dos motivos: garantizar la seguridad de las estructuras, tranquilizar la conciencia ciudadana que, en la mayoría de los casos piensan continuamente en lo sucedido en Barcelona con la construcción del túnel por medio de la capital vallisoletana y tener documentación ante posibles denuncias de comunidades de vecinos a posteriori en concepto de daños a terceros, como por ejemplo, grietas.

El propósito de estos trabajos, según el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, incluye todas las actuaciones previas encaminadas a la obtención de la mayor información posible sobre los edificios inspeccionados con el fin de optimizar los conocimientos sobre los mismos. De esta manera, Adif garantiza «que las futuras obras se realizarán con la máxima calidad y seguridad, sin afección a las edificaciones del entorno».

Previamente se llevará a cabo la confección de un inventario de los edificios, así como una inspección de las fachadas y zonas comunes para realizar una primera evaluación de las estructuras en función de su estado y su tipología, teniendo en cuenta también las características propias del terreno.

Una vez realizada esta primera fase de los trabajos se elaborará un informe global de resultados con la clasificación definitiva de los diferentes edificios y cuyas conclusiones se pondrán a disposición del personal que ejecute las obras de soterramiento, quienes tendrán en cuenta las singularidades de cada edificación. Estos trabajos se inscriben, según informaron ayer en un comunicado, en el firme compromiso de Adif de garantizar los máximos niveles de seguridad y de adoptar todas las medidas de control en la ejecución de las obras de la integración del ferrocarril en la ciudad de Valladolid.

Precisamente, la integración del ferrocarril es producto del convenio de colaboración firmado el 6 de noviembre de 2002 por el Ministerio de Fomento, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Valladolid para el desarrollo de la Red Arterial Ferroviaria de Valladolid. Las obras incluidas en este proyecto son sufragadas por la Sociedad Valladolid Alta Velocidad 2003.

Así, los trabajos de integración en el trayecto entre el túnel urbano y el nudo norte de la capital vallisoletana se suman a los que se desarrollan en la actualidad en el tramo Río Duero-Túnel de El Pinar de Antequera y que supone el soterramiento de las vías a lo largo de este barrio. En concreto, se trata de construir dos cajones por donde discurrirán los trenes en un tramo cercano al kilómetro de longitud: un será destinado a la circulación de máquinas de vías de ancho internacional, es decir, de alta velocidad, y el otro para mercancías y de ancho nacional. El tren irá saliendo en este punto del término municipal en trinchera para adentrarse de nuevo en otro túnel ya integrado en la ciudad.

Compartir en Facebook
Compartir en Google Plus
Compartir en Twitter

>Resultados Deportivos

Fútbol
España 3 Italia 1 Finalizado
Grupo Promecal
Se recomienda una resolución de pantalla de 1024x768 y las últimas versiones de los navegadores.
El Día de Valladolid digital se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol