El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

26 de mayo de 2018
Deportes
Real Valladolid

La Copa de la Liga del Real Valladolid cumple hoy 25 años de historia

Héctor Rodríguez - martes, 30 de junio de 2009
El único trofeo blanquivioleta en la máxima categoría celebra sus bodas de plata sin haber encontrado algo que le pueda superar

La historia de un club modesto como el Real Valladolid vive de las pequeñas alegrías que suponen las victorias de cada fin de semana y los momentos en que logra mantenerse entre aquellos privilegiados que juegan en Primera División. Sin embargo, en las vitrinas del Estadio José Zorrilla se guarda con especial cuidado el único trofeo oficial del equipo blanquivioleta en la máxima categoría.

Hace 25 años, el 30 de junio de 1984, el Real Valladolid se alzaba con la Copa de la Liga tras imponerse en Zorrilla al Atlético de Madrid (3-0) ante 33.000 espectadores que abarrotaron las gradas del feudo blanquivioleta.

El triunfo fue agónico, ya que esta competición se decidió con una eliminatoria a ida y vuelta que comenzó con un empate a cero en el Vicente Calderón y que se tuvo que decidir en la prórroga, tras 90 minutos sin goles en Zorrilla.

Antes de llegar a la final, y de quedar exento en la segunda ronda, el Valladolid tuvo que eliminar a equipos del potencial del Zaragoza, Sevilla y Betis, en una temporada cargada de problemas, en la que se estuvo cerca del descenso, García Traid fue destituido como entrenador y fue sustituido por Fernando Redondo.

Un gol de Votava en propia puerta, seguido por dos más de Fortes y Minguela, permitieron que Pepe Moré levantara la Copa de la Liga para escribir la página más gloriosa de la historia del Real Valladolid.

El Capitán. Así, en la memoria colectiva de la afición del Real Valladolid quedaría grabada para siempre la imagen del gran capitán del equipo, Pepe Moré, elevando al cielo el principal trofeo de la historia del club.

«Es una foto que tengo en mi casa en un marco y en un lugar preferente. Es algo que conseguimos todos los que formábamos el equipo, el cuerpo técnico, el presidente y los directivos que estaban entonces y pienso que todo el mundo que participó en aquello lo recuerda con mucho agrado», afirmó Moré.

El que fuera jugador y entrenador del Real Valladolid durante tantos años guarda «un gran recuerdo de esa fecha porque es el único trofeo oficial» que ha ganado el club «a nivel de Primera División» y más allá de «lo que se ha conseguido con los ascensos».

«Lo recuerdo perfectamente y con una gran satisfacción porque conseguimos algo importante y que ha pasado a la historia», aseguró con cierta nostalgia Pepe Moré.

De hecho, si en algo coinciden todos los protagonistas de aquel momento es en la importancia que tuvo el aliento del público, que llenó como nunca el Estadio José Zorrilla.

«Yo no había visto nunca el estadio nuevo tan lleno como aquel día y realmente se apreciaba perfectamente que toda la tribuna principal estaba totalmente llena. El público de Valladolid respondió en aquel momento, llenó el estadio y creó un ambiente fenomenal, es lo que nos dio alas para seguir corriendo durante la prórroga», terminó.

Fenoy, Richard, García Navajas, Gail, Aracil, Jorge, Moré, Eusebio, Fortes, López, Minguela, Yáñez y Da Silva protagonizaron la gesta.

20 años de la final de Copa. Si el Real Valladolid celebra hoy con todos los honores las bodas de plata de la consecución de la Copa de la Liga ante el Atlético de Madrid, la fiesta tendría que ser doble al coincidir la fecha con el vigésimo aniversario de la última final de la Copa del Rey que disputó el conjunto blanquivioleta y que, al igual que el trofeo conseguido, le dio la posibilidad de disputar una competición continental.

El equipo dirigido entonces por Vicente Cantatore alcanzó la final de la competición copera de la temporada 1988/1989, en la que se tuvo que enfrentar al Real Madrid en el Estadio Santiago Bernabéu. Allí, y a pesar de ser claramente superior en juego y de disponer de numerosas oportunidades para marcar, un tempranero gol anotado por Gordillo en el minuto 6 de partido resultó decisivo para que el trofeo se quedara en el feudo madridista y, por desgracia, no pudiera superar en importancia a la Copa de la Liga de 1984.

Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol