El Día de Valladolid
Saltar Publicidad   Cerrar   

Publicidad

Los queseros no aflojan en San Román

D.V. - lunes, 3 de diciembre de 2018
Los queseros no aflojan en San Román
El cuadro vallisoletano derrotó al Aldro Energía Independiente (22-28), consiguiendo cuatro nuevos puntos para mantenerse en la apretada lucha por el liderato de la División de Honor de rugby

El VRAC Quesos Entrepinares no falló en San Román y, pese a que cedió el liderato por no sumar el bonus ofensivo, se mantiene a sólo un punto de la cabeza de la División de Honor.

El duelo frente al Aldro Energía comenzó como es habitual en el campo cántabro, con un intercambio de golpes de castigo que inauguraban el marcador. A pesar de que al VRAC le resultaba complicado poder penetrar en la férrea defensa cántabra, Daniel Stöhr lograba la primera marca para los queseros. Gareth Griffiths no tenía problemas para transformar, pero no conseguía aumentar la diferencia en una patada posterior que se marchaba desviada.

Lejos de arrugarse, los bisontes mostraron descaro en busca de una victoria de prestigio. Así, Ignacio Poet acercaba a su equipo mediante un puntapié de castigo (9-10). Con todo por decidir, los primeros compases de la segunda mitad resultaron ser un calco a los de la primera. Los vallisoletanos tomaban una leve renta con dos atinados golpes de Griffiths (9-16), pero Poet no tardaba en responder de la misma manera para mantener la mínima ventaja de su rival (15-16).

Una amarilla a Coke Ortiz en un momento delicado trastocaba los planes de Diego Merino. El entrenador aprovechó la inferioridad para mover el banquillo y dar frescura a su equipo con un cuádruple cambio. La lesión de Hamish Graham, que tenía que ser ayudado por sus propios compañeros para retirarse del terreno de juego, tampoco ayudaba.

Merino realizaba dos nuevas sustituciones y el VRAC se recomponía tácticamente, poniendo todos de su parte para cerrar el partido y asegurar la victoria. Un ensayo de Mauro Genco con posterior transformación de Greg Dyer ponía tierra de por medio. Ocho puntos de ventaja que otorgaban cierta tranquilidad a los queseros para afrontar la recta final del encuentro. El equipo, no obstante, asumió que estaba en San Román y que hasta el pitido final cualquier cosa podía pasar.

Pedro de la Lastra, en carrera, se zafaba de la defensa santanderina y llevaba al electrónico de San Román una nueva marca que esta vez Dyer no lograba pasar.  El 15-28 con 10 minutos por delante parecía sinónimo de victoria, pero todavía habría que sudar. Los verdes no bajaban los brazos y encontraban el premio en un ensayo de Taiel Palmieri tras una melé que reducía la diferencia a sólo seis puntos, menos de un ensayo transformado.

A pesar del ímpetu local y lo apretado del marcador, el VRAC tuvo más frialdad que su rival, libró una melé decisiva, y gestionó sin sobresaltos el tramo final para sellar el 22-28 que deja cuatro importantes puntos.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD