Carmen Vaquero

La plaza del reencuentro

M. Rodríguez - martes, 15 de enero de 2019
La plaza del reencuentro
El paseo sentimental por Valladolid de la vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria de la UVa

1. Plaza del Salvador. Este espacio es muy especial para vicerrectora de Comunicación y Extensión Universitaria de la Universidad de Valladolid (UVa), Carmen Vaquero López. Apunta que durante todo el año, a partir de las 17 horas, esta plaza se llena de niños que aprovechan el espacio para jugar. Y a ella le recuerda la sensación que se vive en los pueblos pequeños, como el asturiano donde ella pasaba sus veranos de infancia, donde se podía estar en la calle jugando a distintos juegos tradicionales.
2. Jardines de Santa Cruz. Carmen Vaquero elige este emblemático lugar porque tiene grabada en su mente la imagen de su pareja esperándola al salir de la Facultad de Derecho. Un recuerdo que la hace sonreír y que le encanta rememorar, sobre todo en primavera, que es cuando el espacio está más bonito. Además, resalta que concentra todas las cosas importante para ella: su pareja, su facultad y el palacio de Santa Cruz.
3. Café El Minuto, calle Macías Picavea, 15. En la lista de 10 lugares favoritos de la vicerrectora de la UVa figura este establecimiento porque le recuerda a los cafés literarios de novelas como La Colmena, donde la gente se sienta un largo rato para disfrutar de una buena tertulia en un ambiente marcado por la nebulosa del humo del tabaco. Bueno, eso era cuando se fumaba y allí se vivía esa imagen perfecta de los cafés de antaño. A Carmen Vaquero le atrae, además, ese componente literario, bohemio, romántico,... que todavía mantiene.
4. Cine Casablanca, calle de Leopoldo Cano, 8. En el repaso de foto fijas de lugares especiales de la capital también destaca la de la cartelera de estos cines en invierno. La vicerrectora explica que frente a este espacio se siente un poco como si estuviera en París, en los pequeños cines del barrio latino, donde se proyectan películas no comerciales. Confiesa disfruta muchísimo con las producciones francesas en versión original, que recalca que tienen un punto.
5. Puente Colgante. Esta peculiar infraestructura, que califica de bella, le gusta porque es totalmente diferente al resto de los diez puentes de la capital. Le recuerda a la película Los puentes de Madison y tiene muy nítida una imagen fija de él. También confiesa que de pequeña le encantaba el sonido que se produce al pasar los coches por el puente.
6. Archivo municipal, calle Santo Domingo de Guzmán, 8. De este singular edificio, le gusta la rehabilitación que permitió convertir la iglesia de San Agustín en archivo municipal y, sobre todo, la arcada superior, que son restos del templo. Apunta que la impresión de contemplarla en verano, con el cielo castellano, de un azul intenso, le conmueve. Para la vicerrectora el placer de disfrutar de estos cielos es lo que más le gusta de la ciudad, sobre todo por el contraste con el blanco de las piedras restauradas. Lo califica como un contraste de libertad.
7. Auditorio Miguel Delibes, avenida del Real Valladolid, 2. Carmen Vaquero apunta que le encanta subir al auditorio al atardecer y disfrutar de su imagen tipo planeador sobre el fondo del atardecer. Detalla que suele acudir habitualmente porque es muy aficionada a la música clásica y es fiel a sus conciertos.
8. Iglesia de la Antigua. En la misma línea, le encanta la perspectiva de esta desde el paseo que hay entre ella y la catedral. Vuelve a recalcar que es otra vez por el contraste de la piedra con el cielo castellano. En este caso, añade que luego cuando se entra al templo es espectacular su oscuridad, que es también sobrecogedora, algo que también considera que es muy castellano y llamativo para una asturiana.
9. Estanque del Campo Grande. Esta vallisoletana de adopción reconoce que tiene la suerte de tener ya recuerdos de su infancia en la ciudad. Rememora como de pequeña se montaba en la barca que manejaba en el estanque el barquero, conocido como El Catarro, algo que luego repitió de mayor con sus hijos. Ahora confiesa que sigue acudiendo a este pulmón verde porque lo considera un espacio espectacular y muy romántico.
10. Plaza Fabio Nelli. Elige este espacio porque aquí se encuentran los dos palacios italianos que conserva Valladolid. De hecho, asegura que se puede sentir la sensación de estar en una placita de cualquier ciudad italiana, con el estuco naranja que adorna estos edificios. Apunta que en la capital hay rincones que sorprenden, por eso aconseja pasearla para poder descubrirlos y disfrutarlos. Además, recalca que en esta plaza también se puede disfrutar de la contemplación del contraste entre el cielo azul intenso y los colores de estos palacios, muy especiales porque la luz es muy clara.

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Grupo Promecal
El Día de Valladolid se basa en el Sistema de Gestión de Contenido desarrollado por Escrol
Auditado por Logo OJD